PLANTAS, LAS. Árboles, matas, los. Página 4

Inicio
CONTACTAR CON NOSOTROS
PRESENTACIÓN
QUIÉNES SOMOS
METODOLOGÍA. Cuadros guía
ETAPAS DEL ARTE INFANTIL. Garabateo, Preesquemática, Esquemática, Realista, Pseudonaturalista.
DIBUJOS POR EDADES: 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 años.
ACCIÓN, LA. Página 1. (4 dibujos)
AFECTIVIDAD
ALIMENTOS, LOS. Página 1 (4 dibujos)
AMISTAD, LA
ANIMALES, LOS. Diversos esquemas, Aves-Pájaros, Caballos. Canes. Tortugas, Peces. Ardilla, Caracol..
ARCO IRIS, EL. (4 dibujos)
ATRACADORES, BANDIDOS, DELINCUENTES, RATEROS...
AVENTURAS
BOSQUE, EL
CASAS, LAS. Página 1 (37 dibujos)
CASAS, LAS. Tipos (14 dibujos)
CASTILLOS Y PALACIOS. Páginas 1, 2, 3.
COLABORACIONES. Temas generales y otros
COLOR, EL. Página 1 (21 dibujos)
CUENTOS, LOS. Página 1.
CUERPO HUMANO, EL. ( 14 dibujos)
LOS DEPORTES. Fútbol, boleibol, rugby, baloncesto, pinpon, gimnasia, gimnasia rítmica, natación, etc
DIBUJOS COMO REGALO (7 dibujos)
DIBUJOS CON CONTROL
DIBUJOS DE NIÑOS CON DIFICULTADES. Página 1, 2 y 3,
DIBUJOS DE UNA NIÑA CON CUALIDADES PARA EL ARTE. Tema monográfico
DIBUJOS ESTEREOTIPADOS 1.
DIBUJOS EXCEPCIONALES
DIBUJOS PEDIDOS, LOS
DIBUJOS POR TEMAS. "Las estaciones del año", "El parque", "La Navidad"...
EDIFICIOS ESPECIALES. Tiendas, molinos, iglesias, hoteles, hórreos, escuelas, colegios y bares.
EDIFICIOS ESPACIALES. Bancos
EGOCENTRISMO, EL. (10 dibujos)
ESPACIO, EL. Perspectiva, la. Página 1.
ESPANTAPÁJAROS
ESPECTACULOS, LOS. (6 dibujos).
ESTILOS ARTÍSTICOS
EXTRATERRESTRES, LOS (4 dibujos)
FAMILIA, LA. 1
FELICITACIONES (5 dibujos)
FIESTAS, BAILES, DESAYUNOS, COMIDAS, MERIENDAS, CENAS, BANQUETES (11 dibujos)
FIGURA HUMANA, LA. Página 1 (45 dibujos)
FINALIDAD. Página 1
GÉNERO, EL. (45 dibujos).
GUERRAS, BATALLAS, GUERREROS Y SOLDADOS. (7 dibujos)
INFLUENCIA DEL MEDIO. Página 1
INFLUENCIA en el arte infantil de la edad en que se empieza la escolarización (20 dibujos)
INTENCIONALIDAD, LA
JUEGOS, LOS (18 dibujos)
LLUVIA, LA, NIEVE, GRANIZO (16 dibujos)
MAQUINARIA (4 dibujos)
MOBILIARIO, EL
MOTIVACION, LA. Es un recurso fundamental para desarrollar la expresión de los niños. Pág. 1
MOVIMIENTO, EL
MÚSICOS. Abrimos varias "salas", una para cada instrumento musical y otra para conjuntos.
NARRACIONES, LAS
NIEVE, LA. (2 dibujos)
OFICIOS y PROFESIONES. Diversos
OFICIOS y PROFESIONES. Albañil
PAISAJE, EL. De Egipto, China, Desierto, África, Transilvania, Marino, Navideño, Bucólico...
PAISAJE. Fenómenos geológicos
PASEOS, EXCURSIONES, CAMPAMENTOS... (10 dibujos)
PERSONAJES DE REYES Y PRÍNCIPES
PLANTAS, LAS. Árboles y matas, los. Pag. 1
PLANTAS, LAS. Flores (12 dibujos)
Proceso de los dibujos de una niña. Tema monográfico
PROCESO DEL DESARROLLO DEL ARTE INFANTIL DE UNA NIÑA DESDE EL PRIMER GARABATO (17 dibujos)
PROPORCIÓN, LA
PUEBLOS Y CIUDADES
RAYOS X, EFECTO DE (5 dibujos)
RAZAS, LAS
RITOS Y CEREMONIAS
SOLES (15 dibujos)
Temperamentos
TRAUMAS. (11 dibujos)
VACACIONES (4 dibujos)
VEHÍCULOS. Automoviles, aviones, aeronaves especiales, autobuses, trenes, bicicletas, barco especial
VESTIDOS, LOS

Las plantas. Árboles. Página 1 (40 dibujos).

Las plantas. Árboles. Página 2 (40 dibujos).

Las plantas. Árboles Página 3 (16 dibujos).

Las plantas. Árboles. Página 4 (19 dibujos).

Las plantas. Matas (1 dibujo)

Miguel.
2199.jpg
ärbol con soles y animales.

El árbol es un buen tema para motivar a los niños por las muchas y variadas posibilidades que tiene para poder desarrollar la expresión plástica. En algún otro dibujo lo hemos comentado. Quizá por ello algunos de nuestros alumnos o alumnas en prácticas en los Colegios colaboradores de Magisterio hayan aprovechado el tema con sus alumnos. Estos dibujos, 19 en total, que vamos a "colgar" en esta nueva página, nº 4, de la sala "LAS PLANTAS. Árboles", es uno de estos casos, de ahí que hayamos considerado ampliar el tema con esta nueva página, especial para los alumnos de una sola clase o aula. 
El primer dibujo que analizamos es de una niño llamado Miguel. La rigidez y la intensidad del trazo nos hace pensar que efectivamente se nota que el dibujo es de un niño y además con un buen tono vital.
El esquema del árbol es universal y éste es un ejemplo del clásico árbol hecho con un tronco marrón y una copa casi oval verde. Decimos casi oval porque termina por abajo en un pico que se ajusta entre dos ramas en que termina el tronco. Es un paso avanzado la bifurcación del tronco en ramas al llegar a la copa. También es un avance que le dibuje raíces en su lugar correcto. Están dibujadas muy sencillas, son unas simples líneas cortas, gs. bs. nº 4. 
El color está aplicado, en casi todo el dibujo y sobre todo en los temas principales, mediante líneas múltiples rectas o ligeramente curvadas, muy abiertas, gs. bs. 8 y 9.
Los demás esquemas del dibujo son dos soles apareciendo por las esquinas superiores -ignoramos por qué dibuja dos, quiza por simple gusto estético, para adornar más el dibujo-. Asoman los soles cuartos de circunferencia. El sol también es un esquema universal que repiten con mucha frecuencia los niños, sobre todo si se trata de un paisaje. La estructura es muy sencilla y el trazado clásico, un diag. circular y rayos representados con segmentos cortos gs. bs. nºs. 3 y 4.  
Llevando un orden lógico de arriba hacia abajo y de izquierda hacia la derecha, vemos un animal, esquema típico inicial de estas representaciones, constituido por el desarrollo o derivación del esquema humano. Tiene la cabeza hecha con un dig. oval, y el cuerpo lo ha construido con un primitivo diag. rectangular flexibilizado para hacerle las dos patas   -se ve de perfil, lo cual entonces es lógico- el rabo, y separadamente tambien los cuernos, estos hechos con dos segmentos cortos que salen de la cabeza y se ramifican y acaban en otros tres, queriendo representar unos cuernos. No cabe duda que por el tipo de cornamenta el niño ha querido representar un cérvido.
También representa esto un avance del niño, pues el rabo y los cuernos o las orejas -que en este caso no hay- son los items que determinan el tipo de animal que el niño quiere dibujar. 
A la derecha se ve una mariposa de trazado también muy simple. El cuerpo es un diag. oval, las antenas unos gs. bs. nºs. 4, y la punta de ellas dos puntos, gs. bs. 1. Las alas están construidas con una linea ondulada parte del g. b. 12, o un conjunto de curvas combinadas con el seno a un lado y a otro.
Abajo tenemos una oruga. Tiene las facciones clásicas, hechas con los puntos y líneas consabidas, en una cara hecha con un pequeño círculo, g. b. 20. Las antenas son iguales a las de la mariposa. Las patas tienen la misma construcción que las antenas con la diferencia de la dirección, en este caso hacia abajo.
A la derecha, abajo del todo, al mismo nivel que la oruga ha pintado lo que parece una serpiente. Está confeccionada con dos líneas quebradas -Kellog las clasifica como onduladas o en zig zag, en realidad debería haberlas denominado, por separado, ondulada y quebrada, a nuestro entender y a espensas de ampliar el número de gs. bs.-, paralelas y unidas en curva al principio y final del reptil. Lo pinta de negro, color coherente con la significación del animal, repelente, venenoso, etc. 
La expresión plástica parece encontrarse en la etapa esquemática
El color es escaso. Podría haberlo ampliado en el esquema de la mariposa, o poniendo otros esquemas de pájaros, o frutos, etc.,  en el árbol. Se limita a los tonos primarios amarillo, binario como el verde y a los complejos marrón, en dos tonos, pardo y rojizo, y ocre, en la mariposa. Amplia los tonos utilizados al colorear el título del dibujo en el primario rojo y su nombre en el binario matiz violeta.
Los tonos están aplicados con coherencia en casi todos los esquemas por lo que lo encontramos en la etapa esquemática del color. A cada esquema su color. 
No hace plano aunque parece apoyar los animales -excepto la mariposa- en la parte inferior del papel, presunta línea de tierra implícita. 
No vamos a sacar conclusiones del tamaño del dibujo porque tratándose de un esquema único o muy principal, lo dibujan utilizando todo el espacio del papel, en este caso en sentido vertical, el más lógico para ver el árbol en toda su dimensión. 
La intensidad del trazo ya está comentada.
La composición es simétrica, de equilibrio casi estable. Si pasamos un eje virtual, vertical, por el centro del árbol, vemos que hay esquemas a uno y otro lado aunque sea muy difícil de calibrar si las medidas de unos y otros se compensan.     
 

Miguel.
2180.jpg
Árbol con frutos, soles, orugas y dos fig. hs. ,

Dibujo del mismo niño que el anterior. Nos confirma su trazo rígido y vigoroso, si cabe algo más que el anterior, consecuencia de un buen tono vital.
Empezando por arriba del dibujo vemos dos soles, cuartos de circunferencia, y rayos que son los consabidos segmentos rectos, gs. bs. 3 y 4. Hay que destacar que el niño ha tenido el acierto y el cuidado de dibujar el azul del cielo entre los rayos procurando no mezclar los colores, esto no cabe duda de que es algo adelantado en su expresión gáfica.
Encima del árbol hay un dibujo al que no encontramos significado, por ello vamos a omitir su análisis.
El árbol es similar al anterior de modo que sólo vamos a hablar de las novedades que son la aparición de numerosos frutos de contorno circular, pequeños, en color rojo y su interior de coloreado amarillo. Posiblemente ha querido representar manzanas, fruto típico de Asturias.
Representa dos orugas una abajo a la izquierda de tamaño pequeño, pero todavía grande comparado con los demás esquemas y otra en el aire a la derecha más grande aún, desproporcionada, posiblemente con la intención de escribir en el su nombre. La construcción de las orugas es la misma que la oruga del anterior dibujo. Remitimos a este dibujo para comprobar su construcción gráfica.
Tenemos la suerte en este dibujo de contar con dos figs. hs. lo que nos permite situar mejor la etapa en que se encuentra. Ésta es la etapa esquemática. Lo confirmamos al ver el esquema completo realizado con diagramas circulares para la cabeza y rectangulares para los brazos, piernas y tronco. Las manos es un intento de hacerlas con sus dedos. Logra tres o cuatro nada más. Está hecha con unos gs. bs. nº 14, presilla múltiple o con un conjunto de curvas gs. bs. nºs. 5, convergentes sus principios y finales en la terminación de los brazos.
Pone a las figuras de perfil pero no indica el apéndice nasal, aunque coloca un solo ojo y la boca en el lado izquierdo, lo cual es correcto.
Los colores utilizados son los primarios amarillo, rojo y azul, los binarios verde y naranja, en matiz fuerte, más el complejo marrón del tronco.
Está normal su desarrollo cromático, emplea las tres gamas cromáticas y aplica los colores correctamente. Se encuentra por tanto en la etapa esquemática del color.
Para hablar de la intensidad del trazo y el tamaño de los esquemas nos remitimos al dibujo anterior.
En este caso está más clara la línea de tierra que aquí está implícita en el borde mismo inferior del papel.
La composición tiende a la simetría pero de equilibrio inestable "pesa" más el lado derecho.
 
Con solamente dos dibujos ya podemos decir que en ambos aparecen frutos y animales. Esto va a ser una constante que vemos con satisfacción por mi parte porque parece responder a los ejemplos que ponía a los alumnos de Magisterio y que en este caso han servido a la maestra de estos niiños con un resultado positivo, corto todavía pero gratificante.
 

Niño/a
2181.jpg
Árbol frutal, orugas y mariposa.

Confirma este dibujo lo que comentábamos en el anterior. El maestro/a debe haber motivado a los niños hablándoles de las características del árbol y los seres que lo habitan. Echamos de menos que no dibujen las ramas con su ordenamiento simétrico o asimétrico pero proporcional, su proporcional grosor, el tipo de hojas, los oscuros que se producen donde no llega la luz, la parte por tanto iluminada y la parte en sombra, la textura del tronco, variedad de colores del tronco pues el marrón, que se asigna a los troncos, es en verdad el que tiene la madera una vez barnizada. En realidad los troncos son de variados colores. Tampoco aparecen aquí los sitios o lugares propicios a que haya árboles. No tiene aves posadas en él o haciendo sus nidos, ni serpientes enroscadas en sus ramas. Tampoco se ven maneras de cortarlos, con hacha, tronzador, sierra eléctrica. No se ve el tema de su transporte, o como se convierte en tablones, tablas, listones, etc. y luego en muebles, etc., etc.
Si analizamos este árbol vemos que el tronco tiene contornos curvos, una novedad, la copa, de forma ovalada, tiene el contorno hecho con una línea ondulada, g. b. nº 12. Los frutos son redondos, g. b. 20, y de color rojo. Parece que el color preferido de los niños para los frutos es el rojo. El verde, de las peras, algunas manzanas. no lo ponen porque no se distingue del resto del árbol, también verde, aunque pueden colorear con verdes distintos, o amarillos, o color ciruela, este más complejo. En fin, bueno es que empiecen de cualquier modo y color, el caso es que vayan progresando. 
Los animales que ha dibujado son orugas. Este animalito es el que parece que mejor se les ha quedado en la memoria a todos. Hay una a la izquierda, abajo, en sentido horizontal, con las letras de árbol, una en cada segmento del cuerpo. Otra a la derecha en sentido vertical, también con las letras de árbol, y otra en el mismo sentido vertical en el centrò del tronco, como trepando por él. Están hechas con gs. bs. círculo, nº 20, y las antenas con segmentos cortos rectos, gs. bs. 4 o curvos, gs. bs. 5. Una mariposa vuela cerca de la copa a media altura. Su cuerpo es un diag. oval, las alas, dos grades y dos pequeñas, estan hechas con g. b. 5, con el seno hacia el cuerpo. Las antenas son segmetnos cortos y el final acaba en puntos, gs. bs. 1.
El sol, como es frecuente, aparece por la esquina derecha de arriba. Asoma un tamaño menor a un cuarto. Su construcción es la clásica, con diag. circular y garabatos básicos, nº 4. 
Parece estar en la etapa esquemática.
Los colores utilizados son los primarios rojo y marillo y el binario verde más el complejo marrón. son pocos pero los elementos dibujados no dan para más a no ser que pintara el cielo azul. Como los colores son coherentes con la realidad o con los colores que se suelen asociar a lo real lo clasificamos en la etapa de esquema de color.
Hace un plano muy delgado con tono verde que apenas se aprecia, primer signo gráfico de la perspectiva.
Los trazos para colorear son más bien rectos, muy ligeramente curvos, por lo que deducimos que pertenecen a un niño y ademas de  fuerte tono vital por lo vigorosos que son.
El tamaño grande ya hemos comentado que se correponden con dibujos en que el protagonista es el esquema más importante, en este caso el árbol.
Tiene la composición a la simetría, pero descompensada, porque si trazamos un eje virtual, vertical, por el centro del dibujo, vemos que pone más esquemas a la derecha.
 

Iria ¿?
2182.jpg
Primavera. Árboles.

Por ahora los dibujos de los árboles son muy parecidos. Puede ser, es frecuente, que los niños se copian unos a otros. Cuando uno consigue un logro, resolver un diseño o representación, suelen copiar de su compañero porque es más facil y cómodo copiar que resolver uno mismo el problema que representa cada dibujo.
Dicho esto vamos a comentar las novedades de este dibujo: a) títula "PRIMAVERA", es decir sitúa su árbol en esta estación; b) de ahí que en lugar de frutos dibuje flores, las clásicas margaritas, hechas con un redondel amarillo y unos pétalos dibujados con curvas de color rojo; c) dibuja pájaros, son también los clásicos pájaros que hacen primero los niños -R. Kellogg llama a estos garabatos presilla, es así cuando se cruzan por abajo haciendo la figura de churro, lo cual sería una cicloide prolongada, pero estos no enlazan por abajo de modo que es una simple cicloide-; d) parece dibujar un arco iris, pero de sólo dos colores, amarillo y rojo, está hecho son varias líneas curvas paralelas, gs. bs. 5; e) las orugas son iguales pero les añade pies a las patas, g. b. 2 ó 4; f) pone su nombre. Irina, en una oruga, cada letra en un segmento; g) dibuja la parte de la rama que queda unida al tronco al podar esta rama, llamada "cuello", aunque de un tamaño muy pequeño, h, por último, dibuja dos árboles.
Como los anteriores creemos que el dibujo se encuentra en la etapa esquemática.
El color es muy tenue, se reduce a los primarios rojo y amarillo, los binarios verde y violeta y el complejo marrón. Pueda estar en la etapa de esquema de color. Predomina el tono verde correspondiente con un carácter moderado y el marrón, compuesto por los tres colores primarios.
El trazo tenue de aplicación del color, el tema de las fllores, margaritas, el título que da al dibujo y el color violeta de una oruga nos parecen datos típicos del dibujo femenino que confirma su nombre Irina.
No hace plano pero sitúa los árboles y una oruga en el borde inferior del papel, supuesta línea de tierra implícita, pero este es un primer síntoma de comprender la perspectiva, ya superado normalmente a la edad de esta etapa. 
El trazo es fuerte en los contonrnos de los esquemas y débil en la aplicación del color, lo que denota un tono vital cambiante.
El tamaño sigue siendo grande, ya comentado en dibujos anteriores.
No hay composición, da la impresión de que ha dibujado los esquemas según se le iba ocurriendo.

Flor
2183.jpg
Árbol con sol, mariposas, pájaros y oruga.

Dibujo típico de una niña. Hay una primera impresión provocada por el cuidadoso trazado y el ordenamiento de los esquemas. Los pájaros aparecen en columnas de a cuatro, son gs. bs. 5 unidos de dos en dos con el seno hacia abajo. Las flores, colocadas en fila dentro de la copa del árbol, están dibujadas como un círculo pintado de amarillo, dia.g circular, y los pétalos, si es que lo son, están trazados como puntos rojos, g. b. 1, o círculos muy pequeños, g. b. 20.
Las mariposas están ordenadas dos a cada lado, paralelas, en sentido vertical y horizontal formando un rectángulo. El cuerpo tiene forma de diag. triangular, la cabeza es un círculo, g. b. 20 y las antenas son g. b. 4 con unos puntos en los extremos, gs. bs. 1. Las alas son gs. bs. 5, que empiezan y acaban en el cuerpo de la mariposa o en las alas de encima. Éstas, las alas, tienen adornos de circulitos de color rojo, gs. bs. 20.
Hay otro animal, una oruga, de cuerpo ovalado, sin segmentar, al contrario de otros anteriores. La cabeza es un círculo, g. b. 20, y las antenas dos pequeños segmentos gs. bs. 4. Las patas son una combinación de pequeños segmentos rectos verticales, patas, y horizontales, pies, gs. bs. 2 y 3 respetivamente.
El sol destaca por los rayos dibujados con segmentos cortos de líneas sencillas, gs. bs. 4, de color amarillo y rojo, alternativamente, formando arcos concéntricos.
El árbol tiene tronco de forma rectangular y copa ovalada terminada en pico por abajo.
Finalmente hay unas formas ovaladas, 1/4 de óvalo aproximadamente, con puntos de colores rojos en la derecha y de varios tonos en la izquierda, amarillos, rojos, azules, violetas y uno o dos verdosos.
Se observa en todo el dibujo un gusto por la ornamentación y el color.
Debe encontrarse la expresión gráfica en la etapa esquemática.
Los tonos aplicados son los primarios amarillo, rojo, y azul (toques de pintura aplicada de plano en los espacios vacios para indicar el cielo), los binarios violeta y un pequeño toque, un punto o dos, de verde, más el complejo marrón. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
El plano está indicado al poner el árbol y la oruga en el borde inferior de papel, línea de tierra implícita. Recurso que ya debería estar superado.
El trazo alterna de intensidad unas veces flojos y otras fuerte. Denota un tono vital variable.
El tamaño del árbol es grande pero el de los animales es pequeño, unos más que otros, desproporcionados de todas formas. Lo cual es normal a estas edades.
La composición tiende a la simetría pero inestable porque hay más elementos a la izquierda que por tanto "pesa" más.  
 

David.
2184.jpg
Árbol frutal, sol y flores.

Dibujo del árbol similar a los anteriores con algunas variaciones.
Lo primero que vemos es el menor tamaño del árbol, a continuación nos llama la atención el dibujo de las ramas, se bifurcan en dos o tres ramificacines más. Es notable también el buen trazado de las flores, tanto en el árbol como en el suelo. Tienen el centro circular, g. b. 20, y los pétalos, de 4 a 5, hechos con curvas, gs. bs. 5, alrededor del centro y con el seno hacia el centro.
Dos cambios nos hacen pensar que el maestro o maestra del niño lo ha motivado siguiendo algunas de nuestras indicaciones, por ejemplo las ramas, están bastante acusadas. Las flores tienen hojas, la mayoria dos solamente y esto es frecuente entre el dibujo de niños pero hay una que tiene 8 hojas, 4 a cada lado, en forma simétrica y esto es nuevo y digno de tenerse en cuenta. 
El árbol es clásico, tiene el tronco de forma rectangular, algo curvado por la base, lo cual puede ser correcto. La copa es de forma más o menos ovalada y hecho su contorno con una serie continua de curvas. Los frutos son, como casi siempre, redondos hechos con el g. b. 20, con un rabo o pedúnculo hecho con un segmento recto o de curva
bastante abierta, gs. bs. 2 o 5, respectivamente. No están coloreados.
El sol es típico o clásico, un diag. circular para lo que es el propio sol, con facciones hechas con gs. bs. 2 y 5, para ojos y boca hecha con curva abierta con el seno hacia arriba en la acostumbrada sensación de sonrisa. Los rayos tienen la particularidad de no tocar al contorno del círculo solar.
Se encuentra su expresión gráfica seguramente en la etapa esquemática.
Los colores utilizados son los primarios, amarillo y azul, el matiz rosa y los complejos marrón, en matiz rojizo el tronco del árbol, y el ocre para colorear el suelo. Se encuentra en la etapa de esquema de color. Según los esquemas dibujados no cabían más colores a no ser que pintara de diferentes colores las flores. Sólo lo hace en amarillo y rosa, colores ya usados, por tanto encontramos su expresión cromática normal.
El espacio o perspectiva está indicado con esos ténues trazos de color ocre junto al borde del papel y algunos más alejados arriba. Es poca cosa pero se ve la intención del niño de hacer plano.
Tanto la aplicación del color como el dibujo del árbol éstán aplicados con rectas de trazado intenso, lo cual nos indica un caracter varonil y vigoroso.
El tamaño es mediano, típico de un temperamento moderado.
La composición tiende a la simetría pero desequilibrada, si trazamos un eje virtual, vertical, por el centro del árbol, vemos que hay más elementos en el lado izquierdo, hasta más ramas, lo cual, por su "peso" psicológico inclina la composición hacia este lado izquierdo.
 

Niño/a.
2185.jpg
Un árbol.

Dibujo deficiente, está hecho con poco cuidado.
El esquema del árbol es muy simple, está construido por un tronco de forma rectangular y una copa en forma de pera, un óvalo flexibilizado que se alarga y estrecha hacia abajo hasta el tronco.
Los frutos están pintados, sin dibujo previo. Son formas circulares, g. b. círculo superpuesto de línea múltiple, nº 16. No tiene más elementos el árbol. Se debe tratar de un niño poco trabajador y descuidado, por ejemplo las nubes tampoco tienen dibujo previo, después de colorear el cielo de azul dibuja encima, con lapicero negro, los contornos de unas cuantas nubes. Recurso de niño poco previsor o poco trabajador. El sol asoma, por la esquina de arriba a la derecha, un cuarto de circunferencia, parte de un diag. circular. Dentro dibuja un ojo, g. b. 20, con pestañas, gs. bs. nº 4, y dentro un punto hecho como los frutos del árbol, con un círculo de línea multiple, g. b. nº 16.
Se encuentra la expresión atrasada pero en la etapa esquemática.
El color se limita a los primarios rojo, amarillo y azul y al complejo marrón, pero hace las tres gamas. Se encuentra en la etapa de esquema de color. Posiblemente no ha dado más tonos porque no ha dibujado más esquemas.
El concepto de plano o perspectiva está representado por la posición del árbol en el borde inferior del papel, línea de tierra implícita, pero después hay un espacio grande dibujado de marrón, lo cual puede haber coloreado con la intención de hacer el suelo. A continuación dibuja el resto del papel hacia arriba de azul, sin duda queriendo representar el cielo.
Los trazos son en su mayoria fuertes, denotanto un buen tono vital.
El tamaño del esquema es mediano, indicando un caracter moderado, un concepto normal del ego.
La composición, que se reduce al arbol, las nubes y el sol, tiende a la simetría, pero de equilibrio inestable, el "peso" psciológico se vence hacia la derecha por la forma del sol.
 

Pablo.
2186.jpg
Árbol con frutos, prado, pájaros y sol.

No hace falta ver el nombre del dibujante para sospechar que el trazado del dibujo obedece a la mano de un niño. Sus trazos fuertes al dar el color así lo atestiguan. El dibujo está hecho con mucha soltura y sin embargo no traspasa con el color los contornos de la forma. 
El árbol es un esquema clásico, pero el tronco no responde a la forma rectangular sino que las líneas curvas de contorno se abren hacia arriba, hasta la copa. Ésta es de forma más o menos ovalada cuyo contorno está hecho con un g. b. 12, línea sencilla ondulada.
Las flores que dibuja en la copa del árbol son las clásicas margaritas, construidas con un g. b. 20, círculo, y los pétalos con curvas gs. bs. 5, alrededor del centro con el seno en su dirección central, que a veces se cruzan por debajo formando lazo, como una cicloide prolongada. Hay unos formas de color marrón en la copa cuyo significado no lo encontramos. 
El resto de elementos son el esquema universal del sol asomando un cuarto de circunferencia por la esquina izquierda de la parte de arriba. Los rayos, gs. bs. 4, tocan el contorno del círculo solar sin rebasarlo, lo que indica un cuidado destacado en el trazado del dibujo. Un punto negro en el interior podría ser la representación de un ojo, g. b. 1. Hemos visto que es muy frecuente humanizar el sol dibujándole facciones. En este caso sólo le ha cabido el ojo.
El prado está indicado por una línea sencilla ondulada, g. b. 12, de curva muy abierta, que debió ser una primera línea de tierra bajo la cual a coloreado de verde el espacio significando un prado. 
Los pájaros, que además del árbol, están apoyados en esta línea son gs. bs. nº 13, línea de una sola presilla, o sea una cicloide prolongada, pero la mayoria no tiene el lazo por debajo por lo que se quedan en una simple cicloide.
Debe encontrarse la expresión gráfica de este niño en la etapa esquemática.
Utiliza los colores primarios amarillo y azul, el binario verde y el complejo marrón. A no ser que dibujara los frutos y los pájaros de variados colores no tenía oportunidad de usar más tonos.
Se encuentra en la etapa de esquema de color.
El concepto de plano ya lo hemos indicado. Al no meter el árbol u otro esquema dentro del prado indica que no está avanzado.
El trazo ya está indicado que es vigoroso, denota un buen tono vital del niño.
El tamaño es grande. Ya está dicho que dudamos en calificar este dato porque cuando hay un solo esquema importante éste ocupa la mayor parte del espacio.
Si pasamos un eje virtual perpendicular por el centro del papel vemos que el árbol ocupa más la parte derecha, descompensando el equilibrio. No hay simetría equilibrada tampoco si pasamos el eje por el centro del árbol porque hay más pájaros en la parte izquierda y está además la parte de sol que inclinaría a este lado la composición.
 

Pablo
2187.jpg
Árbol.

Otro dibujo más de Pablo, el niño del dibujo anterior. Mantiene el mismo diseño de árbol y el mismo trazado vigoroso y lo coloca encima de una línea de tierra donde pone también una serie de pájaros de las mismas características del dibujo anterior, son gs. bs. nº 13, presilla, pero sin el lazo inferior de las líneas, por tanto se trata de una curva cicloide, evidentemente desconocida por la autora, la maestra americana R. Kellogg. El dibujo es inferior al anterior, aunque es de mayor tamaño no dibuja flores en él ni esos frutos indescifrables, en cambio dibuja un círculo amarillo, diag. circular, con otro más pequeño concéntrico y unos circulitos pequeños negros. g. b. 16, que podrían ser todo ello un nido de pájaros con los correspondientes nidada de huevecillos. No hay más, por lo que resulta un dibujo empobrecido con relación al anterior.
Puede encontrarse en la etapa esquemática.
Los colores utilizados se reducen al primario amarillo, el binario verde y los complejos marrón y ocre (mezcla adecuada de los tres colores primarios o de un primario y el binario opuesto, es igual el resultado).
El ocre no forma parte de dibujo en realidad pues está aplicado a unas letras del título del dibujo: "árbol".
Es una expresión cromática pobre, pues no da color a los pájaros ni al plano, ni al cielo, ni a nada más puesto que no dibuja más esquemas, pero se encuentra en la etapa de esquema de color.
La línea de tierra indica un primer signo de perspectiva, aunque pierde el color aplicado debajo, señalando prado, en el anterior dibujo, es por tanto un atraso.
El trazo sigue siendo vigoroso, señal de un buen tono vital.
El tamaño es grande, pero como venimos repitiendo no lo tomamos en cuenta para determinar su "ego", por tratarse de un solo esquema importante. No se pueden hacer comparaciones.
Si pasamos el clásico eje virtual, vertical, para analizar la composición, vemos que ésta tiende a la smetría pero no se produce equilibrio porque el dibujo del nido y la aplicación de color a las letras de árbol inclina el "peso" psicológico a la izquierda.
Es curioso como un niño puede pasar de un dibujo sencillo como el anterior, pero con calidades estéticas, una pequeña obra de arte por su composición y trazado, a un dibujo, éste de ahora, en que se han perdido esas cualidades en un simple plazo de uno a otro. Puede ser resultado de repetir un dibujo ya hecho, lo cual le puede resultar aburrido y falto de interés. Por esto es muy importante la motivación bien planeada. Hay que variar de motivos, modelos, que les sirvan de incentivos y no cansarles con la repetición, a no ser que antes no se les haya motivado nada y después de un tiempo prudencial se haga una buena motivación para que mejoren su dibujo.
 

Alicia
2188.jpg
Árbol con flores

Tres aspectos destacan a primera vista de este dibujo: el carácter femenino de la composición, la seguridad de trazado, la característica de esteriotipo por la exactitud del trazado de los esquemas florales, que como ya está comentado parece saberse de memoria. 
El detalle de la cantidad de flores, con la sensación de que están dibujadas con fruición, el tema elegido la primavera, lo mismo que las mariposas, exactas ambas, determinan el primer y el segundo aspecto mencionado. 
La seguridad de trazo está patente, que nos indica un buen tono vital.
El esquema del árbol, su contorno, está hecho de un solo trazo, aún recordando su anterior construcción, un diag. rectangular, aquí ligeramente flexibiilizado el contorno para romper la rigidez de la forma geométrica regular, y la forma de diag. oval de la copa.
Las flores son las típicas margaritas con un centro redondo, diag. circular y cuatro o cinco pétalos (no debe tener en cuenta su número exacto sino que da la impresión de colocar los pétalos que le caben trazándolos arbitrariamente), con curvas, gs. bs. nº 5, con los senos hacia dentro. Las ubicadas en el borde inferior del papel tienen además un rabo o pedúnculo que está hecho con otra curva. g. b. 5, más abierta.
Las mariposas están construidas con un diag. oval el cuerpo y dos pares de curvas, g. b. 5, para las alas, curvas que empiezan y acaban en el cuerpo del insecto con el seno hacia este cuerpo. Las dos antenas de cada mariposa, son líneas más o menos rectas o ligeramente curvas, gs. bs. 2 y 5, que terminan en puntos, gs. bs. 1.
El sol es el clásico y universal esquema hecho con un diag. circular, aunque aquí asome solamente un cuarto de círculo, lo cual es frecuente en el dibujo de niños, y los rayos solares que son segmentos cortos, de línea simple, gs. bs. nº 3 y uno o dos nº 4.
Se encuentra seguramente en la etapa esquemática.
Los colores utilizados son los primarios amarillo, magenta y azul, más el complejo marrón. Los esquemas dibujados no dan para más color si bien podría haber hecho las mariposas y las flores de diferentes y variados colores. Se encuentra en la etapa de esquema de color, por el aplicado al sol, el cielo y el tronco del árbol.
No dibuja plano y se limita a utilizar el borde inferior del papel como línea de tierra implícita, recurso ya atrasado. 
El trazo ya hemos dejado indicado que es vigoroso y significativo de un buen tono vital.
El dibujo es grande, pero repetimos que dado que se debe o a que obedece a que es el esquema principal, no lo consideramos adecuado calificarle por este motivo. 
La composición es casi simétrica, a no ser porque el árbol está colocado más hacia nuestra derecha y el sol pesa más por estar colocado más lejos del supuesto eje virtual, vertical que pasaríamos por el centro del árbol.     
 

Alicia
2189.jpg
Árbol

Árbol sencillo, sin más esquemas, con trazos de aplicación de color descuidados. Destaca por su simplicidad. El tronco es un diag. rectangular y la copa, de forma más o menos ovalada, diag. oval, está hecha con una serie de curvas, g. b. 5, continuas, con el seno hacia dentro de la propia copa. Es curioso como deja parte del tronco dentro de la copa, y no está mal. Solamente tienen interés las trazos algo curvos, también gs. bs. 5, muy abiertos, indicando las raices del árbol. De juzgar su temperamento este dato induciria a incluirla en el temperamento biológico.
Se encuentra en la etapa esquemática
En cuanto el color sólo utiliza el binaro verde y el complejo ocre, de tono fuerte. Por estos dos únicos datos habría que incluirlo en la etapa de esquema de color.
No hay señales de espacio o perspectiva, salvo que al colocar raices al árbol se supone que donde termina el tronco y empieza las raices se encuentra el suelo o línea de tierra implícita, aunque desde luego esta conexión de tronco y raices no es correcta, lo cual no es extraño en niños de esta edad. 
El trazo es normal en el dibujo y fuerte en la aplicación de color, denotando un tono vital variable. 
El tamaño es grande pero repetimos que no lo calificamos al ser el único esquema que dibuja. 
Destacan los nombres que ha ido poniendo a cada parte del árbol, lo cual parece un resultado de la posible motivación recibida. 
La composición es simétrica y casi estable si no contamos las palabras escritas.       

Niña
2190.jpg
Árbol, flores y sol.

Hemos adjudicado este dibujo a una niña, sin saberlo, por el cuidado conque ha dibujado las flores en la copa del árbol y el dibujo del sol. Aunque el tamaño de las facciones que dibuja al sol es pequeño en la reproducción, en el original se ven los ojos dibujados con círculos, gs. bs. 20, y dos puntos, g. b. 1, en el centro como pupilas. El tamaño de la nariz es acusado y es una combinación de recta, g. b. 2, y curva, g. b. 5. Los labios son bidimensionales, muy bien si fueran los labios de una persona. Están construidos con curvas, gs. bs. 5, con el seno hacia arriba, en el consabido gesto de sonrisa, y se juntan en los extremos. La curva de arriba parece algo modificada, quizá con la intención de darle la verdadera forma del labio superior. Los rayos solares tienen la particularidad de  ser alternativamente cortos o largos, ordenadamente.
Destacan en el dibujo además del sol las flores dibujadas en negro sobre el amarillo de la copa del árbol. El trazado descuidado del coloreado, la seguridad del trazo al repasar el borde del árbol, tanto el tronco como la copa. Observando con cuidado percibimos un primer trazado que después ha servido de límite para dar el color, y después se ha reforzado con otro contorno trazado con intensidad. El tronco ha dejado de ser un diag. rectangular y se abren las líneas de los lados, en ligera curva, en la parte de abajo. La copa, si trazamos una linea continua alrededor vemos que tiene forma ovalada, pero el contorno está hecho con una serie continua de curvas unidas con el seno hacia el centro de la copa.
Las flores, típicas margaritas, están construidas con un circulito para el centro, g. b. 20, y los pétalos hechos con curvas gs. bs. 5, formando dos, tres, varias veces cuatro y una vez hasta cinco pétalos. No parece que se haya entretenido en andar contando los pétalos, los ha ido haciendo distraidamente, los que le cabían al ir trazándolos.
Las flores en el suelo son similares con tallos, entre rectos, g. b. 2 y curvas, g. b. 5. Un tallo tiene una hoja hecha con dos curvas, gs. bs. 5, unidas en los extremos y con los senos hacia el tallo.
La construcción de las nubes también nos dan la impresión de haberse hecho primero manchas de color azul y luego se han contorneado con trazos intensos de lapicero negro.
El color está aplicado en general con trazos de diversa intensidad, la mayoria fuertes y descuidados, pero no traspasan los contornos porque intuimos que los contornos son pesteriores al coloreado. De ahí que el sol parece más que un círculo un cuadrado con las esquinas redondeadas. Es difícil hacer un círculo casi perfecto al hacerlo dando el color.
Creemos que la expresión gráfica de esta niña se encuentra en la etapa esquemática.
Los colores utilizados son los primarios rojo, amarillo y azul más el complejo marron en dos matices: pardo y rojizo tirando a anaranjado.
Como no ha hecho más esquemas no ha podido emplear más colores, a no ser que los hubiera utilizado en colorear de diversos tonos las flores del árbol. Lo encontramos normal en el desarrollo gráfico ya que por los menos emplea las tres gamas. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
La resolución del espacio, plano o perspectiva, es extraña, porque dibuja de color marrón todo el espacio alrededor del árbol y sobre el borde superior dibuja las nubes. Esto sólo sería posible desde un punto de vista forzado, que no creemos que fuera la intención de la niña, simplemente le ha salido así. Habría que esperar a más dibujos para ver si va comprendiendo el concepto de perspectiva.
La intensidad del trazado ya se ha comentado que es variable, como debe ser su tono vital. Parece lógico sin embargo que primero dibuje los esquemas como si fueran un boceto y luego insista en el dibujo con trazos más intensos.
La composición parece casi simétrica. Pasando un eje virtual, vertical por el centro del árbol, vemos esquemas a un lado y a otro, aunque sea difícil de determinar el "peso" psicológico de estas formas en dibujo artístico. Estamos hablando de sensaciónes. Si fueran dibujos geométricos en determinadas ocasiones podríamos medir con exactitud.
 

Nancy
2191.jpg
Árbol y orugas.

Por este dibujo podemos comprobar el acierto al adjudicar el dibujo anterior a una niña. Este árbol es casi exacto al anterior de lo que cabe deducir que se trata de la misma niña, es decir de Nancy, como indica ella misma al escribir su nombre esta vez.
Tanto el tronco como la copa tienen la mismas características que el dibujo anterior, de modo que nos remitimos a él y nos ahorramos analizarlo otra vez. Sí vamos exponer las diferencias que notamos: el anterior tenía flores en la copa, éste no; el anterior tenía remarcado el contorno de la copa, éste no. Sin embargo ahora aparecen otras novedades, dibujó una especie de nudos en el tronco y tres orugas, a base de gs. bs., ya analizadas anteriormente. Son seguramente consecuencia de la posible motivación realizada por el maestro o maestra de la niña.
Se encuentra en la misma etapa del anterior en la etapa esquemática.
Los colores que ha empleado son solamente tres, los primarios amarillo y rojo, y el complejo marrón. No ha dibujado más esquemas, ni cielo, ni frutos en el árbol, ni flores por ningún lado. De todas formas podemos situarlo en la etapa de esquema de color, sobre todo por el anterior dibujo.
No hace plano y únicamente encontramos como idea de perspectiva que el árbol y una oruga están dibujados casi en el borde inferior del papel, línea de tierra implícita, recurso ya atrasado.
La intensidad del trazado alterna trazos intensos con otros suaves, como debe ser su tono vital, variable. 
El tamaño del esquema del árbol es grande, lo cual es lógico al ser el único esquema importante. No sacamos conclusiones.
La composición reducida casi al equema del árbol tiende a simétrica pero algo descompensada en su equilibrio.
 

David
2192.jpg
Árbol con frutos y oruga

Dibujo de árbol muy descuidado. Generalmente el tronco cuando llega a la copa se abre en ramas que se bifurcan. Esto no lo ha visto este niño, David. La copa es redonda, demasiado redonda, a no ser que la hayan podado con esa intención de redondearla. Esto se da en algunos casos, principalmente jardines. No creemos que este niño estuviera pensado en algo parecido. En nuestra opinión es simplemente el dibujo que ha hecho como "le ha salido".
Debemos hacer observar que un esquema frecuente, que aparece en bastantes dibujos, son las orugas. Este dibujo tiene una, hecha con los consabidos garabatos. Los frutos también son garabatos gs. bs. nºs 20.
Las flores en el suelo también son las clásicas margaritas, ya analizadas en anteriores dibujos. 
Los pájaros, algunos ocultos por el color azul fuerte del cielo, están hechos con el g. b. 13, presilla sencilla.
Hay también un sol medio oculto también por el coloreado del cielo en el que apenas se ve un pequeño diag. circular, como contorno, dos pequeños círculos, gs. bs. 20 y otro g. b. nº 5, como boca. Algunos pequeños segmentos verticales, gs. bs. 2 y otros horizontales, g. b. 3, hacen el oficio de rayos solares. 
Sorprende bastante el dibujo de un pequeño esquema de fig. h. entre los trazos del cielo porque tiene dibujado el tronco y los brazos en un solo rasgo. Esto es característico de la etapa realista por lo que tendríamos que situarle al final de la etapa del esquematismo y principios del realismo.
Hace suelo mediante unos trazos, pocos, de color verde pardo, de tono medio, a los lados del tronco del árbol, pero no parece que su intención haya sido dejar el árbol dentro del plano, sino que da la impresión de que una vez dibujado el tronco del árbol ha dibujado a los lados el presunto plano. Cuando menos hay que concederle al niño su intención de iniciar la perspectiva pintando el plano. 
Arriba tenemos un segundo plano, el cielo. Está dado el color con una línea multiple g. b. 7 y hay debajo unas manchas más bien pequeñas de forma ovalada, también azules, que suponemos quieren significar nubes. Hay otra mancha azul, sobre el fondo amarillo a la que no encontramos significado. Es un g. b. línea diagonal múltiple, nº 8. Como curiosidad hay que observar que el espacio entre medias lo ha dibujado de color amarillo. ¿Estaría pensando en un dia de sol luminoso? o ¿simplemente tenía este color a mano y lo ha utilizado?
Ha empleado los colores primaros azul, rojo -apenas visible en una flor-y amarillo, el binario verde y el complejo marrón. Aunque son pocos tonos pinta con las tres gamas.
Se encuentra su expresión cromática en la etapa de esquema de color.
Ya se ha comentado que hace un plano estrecho al borde inferior del del papel, lo cual es correcto, lo menos que puede hacer en esta etapa en que se encuentra.
En general predomina el trazo intenso, excepto en las pequeñas flores dibujadas muy suavemente. Manifiesta, más bien, un buen tono vital.
El esquema del árbol es grande, pero como venimos diciendo creemos es debido a que es el tema principal del dibujo y por tanto ocupa casi todo el papel por lo que no estimamos oportuno sacar conclusiones.
La composición es casi simétrica y casi equilibrada a no ser por la mancha de azul diagonal comentada y las pequeñas flores, éstas con poca repercusión.
               

David
2193.jpg
Chopo

Éste es el único dibujo de árbol diferente a los anteriores y además lo titula con el nombre de chopo. La verdad es que no se parece mucho al árbol que titula. El chopo tiene distintas y numerosas variedades, los más corrientes suelen ser alargados, en vertical, o todo lo más algo redondeados. La información que hemos buscado habla de una medida entre 20 ó 30 metros de alto por 10 de ancho. 
El árbol dibujado por David parece más cercano al sauce llorón, por los picos que le caen de la copa. 
El tronco tampoco corresponde a ninguno de estos tipos de árboles: los troncos de los álamos suelen ser rectos. 
El tamaño del árbol no parece grande como los anteriores. El original es aún más pequeño, hemos recortado el espacio alrededor al grabarlo para que se vea mejor. Por tanto hay que decir que el dibujo original es de mediano a pequeño. Tampoco el otro dibujo de árbol registrado de este niño, David, es de gran tamaño sino al contrario de los menos grandes. Le distinguimos por lo bien que había dibujado las ramas.
El tronco parece una combinación de diag. triangular, por abajo, y rectangular, más pequeño, por arriba. No dibuja ramas. La copa es semicircular en la parte de arriba y de varios picos apuntando hacia abajo en la parte inferior. 
Debe encontrarse en la etapa esquemática.
Los colores empleados son mínimos, un binario verde, en dos tonos, claro y medio, y el complejo marrón. De todas formas pese a lo escaso de datos los que conocemos nos indican que se encuentra en la etapa de esquema de color.
En cuanto a la perspectiva, el único dato que indica es el de que ha situado el árbol en el borde inferior del papel, línea de tierra implícita, dato que ya tenía que estar superado, de hecho en el otro dibujo ya había coloreado plano.
Los pocos trazos que tiene son intensos denotando un carácter vigoroso, buen tono vital.
El tamaño ya se ha indicado que es de mediano a pequeño, tiende un poco a la timidez, muy ligeramente.
La composición, reducida sólo a un esquema, es algo simétrica, pasando el consabido eje virtual vertical por el centro del árbol, pero inestable, hay más tronco a la izquierda y más copa a la derecha, con desigual "peso" psicológico.
      

Aida
2194.jpg
Árbol con mariposas, pájaros y flores.

Aunque está un poco tapado por el color azul que rodea al árbol, podemos ver el nombre de la dibujante: Aida. Apenas hacia falta conocer el nombre para deducir que se trataba del dibujo de una niña. Los detalles para asegurar esto son: la ordenada colocación de pájaros, mariposas y flores, el cuidado con que dibuja estos esquemas en comparación con el descuido que pone en colorear los espacios grandes. Ya hemos comentado que nos parece un gran error proporcionar a los niños cuadernos de dibujos ya hechos para colorear. En primer lugar son dibujos muy sencillos de adultos, no aportan apenas nada a los niños, estos se ven obligados a terminar un dibujo que no es suyo, por lo que no pueden sentir mucho interes y ademas es muy aburrido colorear grandes espacios, cada uno por igual, por no ofrecer ningún interes. De ahí que la niña haya coloreado con trazos intensos desordenados los espacios grandes de su dibujo, cada grupo de trazos de diferente dirección y de intensidad.
Si analizamos el esquema en sí del árbol tenemos que el tronco tiene un contorno vertical ligeramente curvado, en unas curvas muy abiertas más abajo como causa de las supuestas raices. Tienen dibujado en el tronco un nudo de la corteza. La copa es ovalada, casi redonda. Da la impresión de que ha sido coloreada primero y luego ha dibujado el contorno.
El sol sólo es un cuarto de circunferencia, diag. circular, y no presenta rayos luminosos.
Dos manchas de color azul intenso parece que pueden ser nubes, pero no bien determinadas.
Los pájaros son gs. bs. nºs 13, presillas.
Parece que hay un intento de pequeño arco iris de sólo dos colores amarillo y rojo, trazados con líneas curvas, gs. bs. 5.  
Las mariposas tiene un claro esteriotipo, están dibujadas todas iguales de forma y de color. El cuerpo es un diag. oval, la cabeza un g. b. 20, y las antenas segmentos rectos diagonales, g. b. 4, acabados en pequeños círculos, g. b. 20. Las alas están confeccionadas con gs. bs. 5, con el seno hacia el cuerpo y dentro tienen el dibujo de ángulos, combinación de dos gs. bs. 4.
Las flores son todas iguales, excepto en número de pétalos, que varia de 4 a 5. El centro es un círculo, g. b. 20, y los pétalos tienen el contorno hecho con curvas, gs. bs. 5, continuos alrededor del centro y dentro tiene cada pétalo un circulito dentro, g. b. 20.
Debe encontrarse en la etapa esquemática.
Los colores utilizados por la niña son los primarios amarillo, azul y rojo, el binario verde y el complejo marrón en dos tonos, uno tirando a ocre y otro a rojizo. No son muchos pero suficientes para situar el cromatismo de esta niña en la etapa de esquema de color.
No hace plano, se limita a colocar el árbol y las flores en la parte inferior del papel, línea de tierra implícita, resolución que ya tenía que tener superada. En el otro dibujo anterior si tenía pintado algo de suelo.
El trazado resulta normal por algunos lados y fuerte por otro indicando un tono vital variable, pero preferentemente vigoroso.
El tamaño es grande, ya venimos repitiendo que este dato no lo tenemos en cuenta por ser el único esquema importante que dibuja, por lo cual emplea todo el papel.
La composición, limitada al esquema del árbol, es casi simétrica pero de equilibrio inestable, es dificil determinar el peso de los dibujos de cada lado del árbol.
      

Aida
2195.jpg
Dibujo de un árbol con frutos

Persiste el parecido del diseño de los árboles. Ya hemos comentado en ocasiones que los niños suelen copiarse. Es más facil copiar el problema del dibujo del árbol ya hecho que crearlo uno mismo. Esto no quiere decir que este dibujo concreto haya sido copiado, pero desde luego es indudable la influencia de unos a otros.
Llama la atención la fuerte intensidad del coloreado de la copa del árbol y como sin embargo ha tenido mucho cuidado en no pasar el color verde por encima de los frutos rojos, círculares, gs. bs. 20. Esto rebela un interés indudable por el arte. Son también dignos de indicarse los intentos de ramas, torpes pero donde se ve también interés por reproducir lo más fielmente posible la realidad.
Por el dibujo de las flores sospechamos que este dibujo es de la misma niña del anterior. Las dibuja iguales, con mucho cuidado en su trazado y en su ordenamiento por toda la parte inferior del papel.
En el dibujo anterior pone un nudo en el tronco y en este lo amplia a dos.
Los demás esquemas que aparecenen el dibujo son el clásico cuarto de diagrama circular para representar el disco solar. En este caso ha puesto rayos solares, gs. bs. nºs. 4, y una nube, en realidad una mancha de azul contorneada con un trazo muy leve, apenas visible en el original.
Podemos decir que se encuentra en la etapa esquemática
En el original también se aprecia un trazado de línea muy suave, en color amarillo que en la reproducción no se puede ver. Este pequeño signo indica que quiere empezar a hacer plano.
Los colores utilizados son los primarios azul, la nube, amarillo, el sol y las flores, y rojo, los frutos y las flores, más el complejo marrón. Aunque son pocos tonos utiliza las tres ganas cromáticas. Son suficientes para considerarle en la etapa de esquema de color.
Ya hemos mencionado su intento de hacer plano.
Los trazos son mayoritariamente intensos, sobre todo en la copa, como hemos mencionado ya. Denotan un buen tono vital, vigoroso.
Del tamaño grande del esquema del árbol nos remitimos a dibujos anteriores.
La composición, limitada al árbol, como en todos los dibujos anteriores, tiene tendencia simétrica y de equilibrio inestable, por lo difícil de calibrar el peso de los esquemas.
En este dibujo no aparecen animales ni otros esquemas. Es un indicio de que no ha surtido mucho efecto la motivación.

¿Niño?
2196.jpg
Árbol y montaña con escalador

Lo descuidado del trazado y del dibujo en general es lo primero que llama la atención en este árbol y a continuación la montaña y el esquema de la fig. h. de un escalador. Este pequeño detalle de una acción, la escalada, nos lleva a pensar que se trata del dibujo de un niño, no muy trabajador, hace poco y descuidado, quizá timido, por el pequeño tamaño de la fig. h., aunque también puede ser un prematuro instinto de perspectiva lo que le lleva al niño ha tener en cuenta la perspectiva escalar. Cuanto más alejados los elementos más pequeños se ven. 
El trazado del árbol es simple, no lo puede ser más pues dibuja el contorno del tronco del árbol con dos gs. bs. más o menos rectos, gs. bs. nºs 2, y la copa, la cual da la impresión de haber sido coloreada antes que dibujado su contorno con una línea ondulada, g. b. 12, tiene una forma de óvalo con una protuberancia por la zona de abajo a la derecha. Otra señal del descuido del dibujante. 
Las montañas, una y media, están logradas con el g. b. 12, línea ondulada o en zig zag. Ya hemos comentado en algún otro dibujo que R. Kellogg no clasifica la línea quebrada, posiblemente por no ampliar demasiado su lista de garabatos básicos. La indicación de la cúspide se hace con otra línea quebrada. Seguramente ha querido indicar la cima nevada. Para dar esa impresión mejor debería haber pintado el resto de la montaña de algún color y así al dejar la cúspide sin colorear se vería blanca. Tampoco pinta cielo, que ayudaria a determinar mejor las montañas
La fig. h. es muy esquemática, es decir de la etapa preesquemática, pues la hace con diag. circular la cabeza y oval el cuerpo y los brazos y piernas con líneas sencillas. Seguramente dibuja esto así debido al pequeño tamaño que tiene o a que el niño no se ha preocupado de hacerla mejor, más terminada. Pensamos que de todas formas debe estar en la etapa esquemática.
Abajo del papel, en su borde inferior dibuja unas flores con g. b. 2 el tallo y g. b. 12 el contorno en forma redondeada. Al lado hay unos pequeños circulitos, g. b. 20, a los que no se encuentra explicación, a no ser aumentar la vegetación del suelo, sin más. 
Los colores utilizados son mínimos, los primarios azul, el dibujo de las montañas, una flor y la fig. h., y amarillo otra fllor, el binario verde, copa del árbol, y el complejo marrón para el tronco. Pese a tan pocos colores hay que situarlo en la etapa de esquema de color.
El plano del suelo está únicamente indicado por el borde inferior del papel, donde ya hemos dicho que coloca el tronco del árbol y las flores. Es un recurso que ya debería estar superado.
La intensidad del trazo oscila entre fuerte en el coloreado de la copa y suave en el coloreado del tronco.
Resopecto al tamaño del esquema principal nos remitimos a anteriores dibujos de esta "sala".
La composición está desequilibrada y descompensada.
 

¿Niña?
2197.jpg
Dibujo de un árbol con mariposa, oruga y sol.

 Parece una constante el que los dibujos de estos niños, que estamos "colgando" en esta página, hagan todos la mancha de color, marrón del tronco del árbol y la verde de la copa, antes que el contorno, o así lo parece, porque el color no sobrepasa el contorno, salvo en algún muy pequeño detalle. Si hubiera procedido al revés hubiera sido más difícil no sobrepasar el contorno, aunque no se pueda asegurar con absoluta certeza.
El tronco está hecho con dos líneas sencillas verticales, gs. bs. nº 2 y queda limitado abajo por el borde inferior del papel y arriba por la copa del árbol. Ésta es un diag. casi oval, con un cotorno dibujado por una línea sencilla g. b. 12 de curvas muy abiertas.
El árbol no tiene más detalles que el dibujo de dos nudos en su tronco, o así parece, uno de ellos está dibujado por dos círculos concéntricos. gs. bs. 20, el mayor apenas se ve tapado por el color marrón, y el otro es el g. b. 15, línea espiral. 
La motivación que seguramente ha proporcionado el maestro, como ya hemos comentado, ha tenido un pequeño producto, además de los nudos ya comentados, son el dibujo de una oruga y una mariposa. Son los elementos más frecuentes en estos dibujos, debió ocurrir que el maestro puso mucho interés en ellos o no comentó más o a los niños es lo que mejor se les quedó grabado en la memoria visual, o quizá son los que ellos sabe hacer mejor.
La oruga es un conjunto de círculos pequeños, gs. bs. 20, uno mayor para la cabeza y otros más pequeños para los segmentos del cuerpo. La cabeza tiene los rasgos faciales sencillos de los ojos, la nariz y la boca, hechos con gs. bs., lo mismo que las antenas, construccción ya analizada en diversos dibujos anteriores. Así tambien como la mariposa, otro conjunto de garabatos ya comentados también. Las manchas rojas de las alas son también gs. bs. nºs 20.
El sol es un modelo diferente a los clásicos en el sentido de que pone varios segmentos gs. bs. 4, en forma circular concéntrica con el cuarto de círculo solar. Los rayos en cuatro arcos de cuartos de círculo, cada cuarto de arco de un color, alternando amarillo y rojo.  
Aunque no son muchos los esquemas en que apoyarnos para clasificar la expresión plástica de este niño la encontramos ubicada en la etapa esquematica.
Los tonos utilizados son los primarios amarillo y rojo, el binario verde y el complejo marrón, con sólo estos datos debemos situarlo en la etapa de esquema de color. Emplea dos gamas, le falta la gama fría, la familia de los azules, y dos binarios. Está algo atrasado a no ser porque no dibuja más esquemas, aunque podía haber coloreado el plano, que no ha dibujado y el cielo que no ha coloreado.
Acabamos de decir que no hace plano, se limita al recurso ya atrasado de colocar el árbol y la oruga en el borde inferior del papel, línea de tierra implícita.
La intensidad del trazado es más bien fuerte, denotando un buen tono vital. Predomina el trazo recto, característico de los varones, pero hay tambien diagonales y alguno múltiple horizontal. Domina estas direcciones lo cual es lógico a esta edad.  
Sobre el tamaño del esquema ya hemos escrito algunas consideraciones en dibujos anteriores.
Respecto a la composición, si pasamos el clásico eje virtual vertical por el centro del árbol, vemos que éste es poco más o menos simétrico, aunque la masa de su copa se inclina a la derecha del espectador, y además tiene dibujados el sol, la oruga y la mariposa también a la derecha, volcándose hacia este lado de una imaginaria balanza.