CUENTOS, LOS. Página 1.

Inicio
CONTACTAR CON NOSOTROS
PRESENTACIÓN
QUIÉNES SOMOS
METODOLOGÍA. Cuadros guía
ETAPAS DEL ARTE INFANTIL. Garabateo, Preesquemática, Esquemática, Realista, Pseudonaturalista.
DIBUJOS POR EDADES: 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 años.
ACCIÓN, LA. Página 1. (4 dibujos)
AFECTIVIDAD
ALIMENTOS, LOS. Página 1 (4 dibujos)
AMISTAD, LA
ANIMALES, LOS. Diversos esquemas, Aves-Pájaros, Caballos. Canes. Tortugas, Peces. Ardilla, Caracol..
ARCO IRIS, EL. (4 dibujos)
ATRACADORES, BANDIDOS, DELINCUENTES, RATEROS...
AVENTURAS
BOSQUE, EL
CASAS, LAS. Página 1 (37 dibujos)
CASAS, LAS. Tipos (14 dibujos)
CASTILLOS Y PALACIOS. Páginas 1, 2, 3.
COLABORACIONES. Temas generales y otros
COLOR, EL. Página 1 (21 dibujos)
CUENTOS, LOS. Página 1.
CUERPO HUMANO, EL. ( 14 dibujos)
LOS DEPORTES. Fútbol, boleibol, rugby, baloncesto, pinpon, gimnasia, gimnasia rítmica, natación, etc
DIBUJOS COMO REGALO (7 dibujos)
DIBUJOS CON CONTROL
DIBUJOS DE NIÑOS CON DIFICULTADES. Página 1, 2 y 3,
DIBUJOS DE UNA NIÑA CON CUALIDADES PARA EL ARTE. Tema monográfico
DIBUJOS ESTEREOTIPADOS 1.
DIBUJOS EXCEPCIONALES
DIBUJOS PEDIDOS, LOS
DIBUJOS POR TEMAS. "Las estaciones del año", "El parque", "La Navidad"...
EDIFICIOS ESPECIALES. Tiendas, molinos, iglesias, hoteles, hórreos, escuelas, colegios y bares.
EDIFICIOS ESPACIALES. Bancos
EGOCENTRISMO, EL. (10 dibujos)
ESPACIO, EL. Perspectiva, la. Página 1.
ESPANTAPÁJAROS
ESPECTACULOS, LOS. (6 dibujos).
ESTILOS ARTÍSTICOS
EXTRATERRESTRES, LOS (4 dibujos)
FAMILIA, LA. 1
FELICITACIONES (5 dibujos)
FIESTAS, BAILES, DESAYUNOS, COMIDAS, MERIENDAS, CENAS, BANQUETES (11 dibujos)
FIGURA HUMANA, LA. Página 1 (45 dibujos)
FINALIDAD. Página 1
GÉNERO, EL. (45 dibujos).
GUERRAS, BATALLAS, GUERREROS Y SOLDADOS. (7 dibujos)
INFLUENCIA DEL MEDIO. Página 1
INFLUENCIA en el arte infantil de la edad en que se empieza la escolarización (20 dibujos)
INTENCIONALIDAD, LA
JUEGOS, LOS (17 dibujos)
LLUVIA, LA, NIEVE, GRANIZO (16 dibujos)
MAQUINARIA (4 dibujos)
MOBILIARIO, EL
MOTIVACION, LA. Es un recurso fundamental para desarrollar la expresión de los niños. Pág. 1
MOVIMIENTO, EL
MÚSICOS. Abrimos varias "salas", una para cada instrumento musical y otra para conjuntos.
NARRACIONES, LAS
NIEVE, LA. (2 dibujos)
OFICIOS y PROFESIONES. Diversos
OFICIOS y PROFESIONES. Albañil
PAISAJE, EL. De Egipto, China, Desierto, África, Transilvania, Marino, Navideño, Bucólico...
PAISAJE. Fenómenos geológicos
PASEOS, EXCURSIONES, CAMPAMENTOS... (10 dibujos)
PERSONAJES DE REYES Y PRÍNCIPES
PLANTAS, LAS. Árboles y matas, los. Pag. 1
PLANTAS, LAS. Flores (11 dibujos)
Proceso de los dibujos de una niña. Tema monográfico
PROCESO DEL DESARROLLO DEL ARTE INFANTIL DE UNA NIÑA DESDE EL PRIMER GARABATO (17 dibujos)
PROPORCIÓN, LA
PUEBLOS Y CIUDADES
RAYOS X, EFECTO DE (5 dibujos)
RAZAS, LAS
RITOS Y CEREMONIAS
SOLES (15 dibujos)
Temperamentos
TRAUMAS. (11 dibujos)
VACACIONES (4 dibujos)
VEHÍCULOS. Automoviles, aviones, aeronaves especiales, autobuses, trenes, bicicletas, barco especial
VESTIDOS, LOS

Los cuentos. Página 1 (17 dibujos)

Los cuentos. Página 2

Los cuentos. Página 3

Niño, 4º curso, 9/10años
2898.jpg
"Un fantasma en la cueva"

El título de este dibujo ""Un fantasma en la cueva", nos induce a pensar que puede ser el de un cuento. 
Es difícil de clasificar porque no aparece ningún personaje, ninguna figª humana que nos pueda dar una pista, y no conocemos ningún test sobre los esquemas que aparecen en la escena. 
Sí podemos comprobar que a esta edad, cerca de dejar la etapa clásica del arte infantil, presentan temas y algún que otro esquema nuevos. 
La lluvia está analizada en varios ejemplares, aquí podemos comprobar que recurre a segmentos verticales, gs. bs. 2, clásicos en su representación. Los rayos los hemos visto aparecer en el dibujo anterior, son lo más parecido a los gs. bs. 12, línea ondulada, salvo que aquí la línea es quebrada consta de ángulos formados por líneas sencillas diagonales, gs. bs. 4.
La entrada a la cueva están compuesta de dos líneas onduladas en forma de arcos, estas sí de gs. bs. 12, una dentro de la otra. El espacio entre las dos está cubierto también de este tipo de líneas onduladas para significar el contorno de las piedras que componen el arco de entrada a la cueva. En la entrada, coloreada de gris, hay dos formas que semejan labios u ojos, de color amarillo, se supone que son del fantasma.
El papel está dividido en dos partes por una línea horizontal, g. b. 3, que indica una línea de tierra sobre la que ha dibujado la cueva y la tormenta. Está trazada con regla, manera propia de su edad.
La parte inferior se supone que es el plano suelo, de tierra, color marrón, el camino que conduce a la entrada de la cueva y de prado verde alrededor. Ninguna línea de lluvia sobre este plano ni ningún rayo. En cambio vemos huellas de herraduras en el camino. No deben de ser del fantasma porque parecen huellas de alguna caballería.
Por la edad debería estar en la etapa realista. Pero el dibujo es pobre de formas y perspectiva, aunque expresa un tema no tocado antes por niños de menor edad.
Los colores utilizados son los primarios amarillo y azul , el binario verde, el complejo marrón y el gris -dos tonos-. Por los pocos datos que tenemos lo encontramos en la etapa de esquema de color.
Hay algunas líneas de intensidad débil pero en general predominan los trazos fuertes. propias de un buen tono vital.
El tamaño es más bien grande, indicación de un ego algo acusado. 
La composición casi es simétrica, excepto por el camino que discurre diagonalmente, más por el lado derecho del espectador.

Dibujo de Daniel, 5 años. Caperucita Roja
foto192pequena.jpg
15-2-08

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sin recurrir a los tests, consideramos que éste es un dibujo atrasado. En otros análisis de dibujos hemos apuntado los beneficios que reporta, en cuanto a la expresión plástica, la asistencia de los niños a las guarderías, pues así llegan a la escuela con mucha práctica de dibujar y controlan bastante bien el lapicero. Pero también tiene sus inconvenientes, si se persiste en la asistencia a la guardería, como este niño con 5 años, es muy posible que allí no progrese en su arte infantil, pues no suele haber especialistas en dibujo en estos establecimientos.
No obstante debemos decir que este niño nos da suficientes pistas en su ilustración del cuento para poder reconocerlo. Veamos:
dibuja la casa de la abuelita; el lobo; un personaje de color verde muy simple e incompleto -inindentificable, aunque puede ser la abuela- y una niña, con melena o caperuza, pintada de rojo -además del sol que parece un esquema inevitable en casi todos o muchos de los dibujos de los niños, irrelevante en este caso-.
Por el esquema de la niña podemos establecer que se encuentra en la etapa preesquemática.
El diseño del animal presenta el avance de dibujar el cuerpo y la cabeza de una vez, pero las patas están dibujadas con una sola línea; identifica al lobo con las orejas sobre todo, el hocico, el rabo y las patas terminadas en pezuñas negras.

separador.gif

Dibujo de Marga, 4 años. Caperucita Roja
foto112pequena.jpg
15-1-08

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para no hacer exhaustivo cada análisis de dibujo diremos lo más importante o significativo de cada dibujo.
Podemos aquí observar tres esquemas. El primero por la izquierda es confuso no sabemos si es la representación de una fig. h. o una casa. El rojo puede obedecer al tejado de la casa o bien significar la caperucita roja de la niña del cuento.
La figura central sí se puede identificar con más seguridad que es una fig. h. femenina, algo como una trenza nos podría hacer pensar que se trata de la niña, pero podría ser la abuelita también. Tiene el cuerpo representado con un diagrama triangular, que suele utilizarse para hacer el vestido o falda de la fig. h. fremenina.
La fig. de la derecha es el lobo. Basta que haya hecho las orejas puntiagudas para identificar a la fiera. Observemos que esto es lo único que le diferencia de una fig. h.
Es uno de los primeros pasos para dibujar animales. Parten de la fig. h. y le añaden algún distintivo específico del animal. Más adelante le pondrá a cuatro patas y le irá añadiendo items específicos del animal, como el rabo, el hocico, garras, etc.
 

separador.gif

Caperucita roja
foto69pequena.jpg
17-12-07

Los cuentos son un buen recurso de motivación. Aquí vamos a mostrar los dibujos que varios niños han realizado después de escuchar el cuento.
Este primero es un dibujo de María, de 3 años. Tan sólo el color rojo -de la caperuza- y el negro, supuesto color del pelo del lobo, nos dan una pista para reconocer el relato.
No hay línea de tierra, lo cual es un dato de retraso en el dibujo de la perspectiva, pero normal a su edad.
Está compuesto el dibujo por garabatos múltiples, pero en este caso suponemos que están en función de aplicar planos de color.
Abajo a la derecha se pueden apreciar dos garabatos básicos simples, el nº 20 círculo imperfecto.
Los tonos empleados son los primarios rojo, azul y amarillo, el binario verde y el negro.
El dibujo es normal para su edad, aunque el nivel del dibujo de los niños depende de cuando han empezado y si les han estimulado para dibujar.
Es notable la diferencia de los niños que llegan a la escuela habiendo pasado por el "jardín de infancia", donde pasan mucho tiempo dibujando y los que no han asistido.

separador.gif

Caperucita roja
foto70pequena.jpg
17-12-07

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Este dibujo sobre el mismo cuento, es de Sem, un niño de cinco años. Es notable el avance respecto el de la izquierda de esta página, -lógico por la diferencia de dos años- especialmente en el esquema del lobo, que está trazado siguiendo el contorno con el cuerpo y las extremidades -patas- bidimensionales. Las orejas, los dientes de la boca abierta, las garras con dedos y uñas, el rabo, caracerizan suficientemente a la fiera del cuento. Los esquemas humanos en cambio son muy esquemáticos, es decir de la etapa preesquemática. No es infrecuente la alternancia de esquemas y datos, construcciones de una y otra etapas alternativas. En la expresión del niño pueden darse estas circunstancias, incluso adelantos de dos etapas, retrocesos, olvidos y toda una serie de alternativas que dependen de las circunstancias, estados de ánimo del niño, sucesos diversos, etc. Los tonos que usa son normales y están aplicados, casi todos, con lógica. Tejado rojo, puerta marrón, ventanas amarillas -¿iluminadas?-caras color naranja, lobo de color marrón. Tan sólo la casa de color verde parece coloreada caprichosamente.
Usa los primarios: rojo, azul -el bastón de una fig.h.- amarilllo y el binario verde, más el marrón -compuesto-.

separador.gif

Caperucita roja
foto86pequena.jpg
17-12-07

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Noel, el niño que ha realizado este dibujo tiene 4 años. Podemos advertir el adelanto que supone con el anterior, encima de éste en la página.
Destaca el esquema del lobo, por su tamaño, colocación en la página y su color negro. Los items que ha dibujado en la cabeza corresponderán a las orejas y no sabemos que otros elementos más. El rabo, enorme, está muy claro, como las patas, aunque estas estén en posición como las de los humanos, las de delante parecen brazos. Es normal la humanización de esquemas a estas edades de los niños. Le sigue en tamaño la casa de la abuelita -suponemos- con detalles como la puerta, el pomo de la misma, ventanas en el tejado azul, y esposible que chimeneas con humo incluído. El esquema de las figs. hs. a la derecha, pertenecen a la etapa preesquemática, lo normal para su edad. Es un cabezón con pies y brazos de una sola línea a los que ha añadido colorido ¿como cuerpo?, entre las dos líneas verticales que figuran las piernas. Otros dos esquemas, más pequeños, a la izquierda parecen más imperfectamente hechas y no sabemos que pueden representar.
El colorido, salvo el color negro que se le supone que debe asignarse al lobo -en realidad los lobos no suelen ser negros- está aplicado caprichosamente. Como se ha dicho muchas veces cuando se encuentra ocupado en el dibujo, y aquí así lo parece, no se suele ocupar a la vez del color.
No aparece la línea de tierra, está implícita en el borde del papel, lo cual es una fase primitiva de la expresión de la perspectiva pero normal también en esta etapa.
La composición, algo desequilibrada, está más bien volcada hacia la derecha, lo cual indica cierta inclinación del caracter del niño al futuro, la aventura, y con el tamaño de las figuras, bastante grandes podemos decir que este niño se tiene en una buena autoestima, nada de timidez, vamos.

separador.gif

Ceperucita roja
foto87pequena.jpg
17-12-07

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Éste es quizá el dibujo más logrado de los cuatro que se exponen en esta "sala virtual del museo", o página. La niña -Nerea- tiene cuatro años también pero dibuja mejor y más completos los esquemas que sus compañeros. Aunque no mejora todos. Su lobo está menos caracterizado, "da menos miedo" que el anterior de la izquierda. Sin embargo tiene patas -de sobra, pues le ha puesto cinco, lo cual es un error normal a estas edades- y rabo -aunque de un extraño tono amarillo- y parece que algo parecido a un hocico -un garabateo redondo de lapicero negro en la punta de la ¿cabeza?-.
En los esquemas de las figs. hs. se da una incoherencia entre las piernas, hechas de un solo trazo en las figs. de las niñas y su cuerpo y el de la fig. masculina -seguramente el leñador que mata finalmente al lobo- a la derecha, que estan trazados siguiendo el contorno e incluso teniendo en cuenta el dibujo del cuello de las figuras, item raro a esta edad.
La composición diríamos que es global si estuvieramos hablando de patrón de disposición, luego indica una niña equilibrada, con buena autoestima por el tamaño de los dibujos, alegre por el color aplicado y también equilibrada por lo completo del colorido. Aplica los tonos sólo adecuadamente en el caso del sol y las rosas, el resto lo aplica caprichosamnete.
No indica expresamente la línea de tierra o suelo, pero la colocación de las figuras y las flores adecuadamente nos habla de que tiene el sentido del espacio.
Los garabatos, manchas, azules podrían ser nubes si los hubiera colocado todas arriba, pero las de abajo no sabemos si son lagos o qué. Siempre aconsejamos no perder el tiempo en averiguaciones si no tenemos posibilidad de deducir lo que el niño ha querido dibujar.
El esquema de la casa -parece que lo hubiera dibujado al final por habérsela olvidado- es pequeño y sin colorear. Aunque curiosamente parece querer dibujarlo en volumen, si consideramos la manera de dibujar el tejado y la fachada lateral. Algo extraño para su edad.
 

Niña, 2º
686.jpg
"Caperucita roja"

Tenenos aquí una aceptable representacion del cuento, si la analizamos como una narración sería del tipo simbólico, el del momento clave del cuento. Caperucita entra en casa de la abuela y lo que se encuentra es al lobo en lugar de su abuelita metido en la cama.
Ha colocado a la fig. h. de perfil -sólo la cara- mientras que al lobo, cosa rara -por la dificultad para dibujarle, a los animales se les dibuja de perfil para su mejor definición- le pone de frente, coherente por otro lado por su posición horizontal en la cama. Se le reconoce por las orejas de punta y quizá por un ocico abatido. No está claro.
Para darnos la sensación de interior de la casa dibuja un mueble, además de la cama, y una ventana. Vemos así, al menos, su preocupación por la representación del espacio, tema de la perspectiva.
El diagrama para hacer el cuerpo de la niña está flexibilizado para hacerla los brazos y manos todo a la vez de un solo trazo, parece estar entonces en el principio de la etapa realista.   
Aunque utiliza pocos colores resulta una escena colorista. Usa los primarios amarillo, rojo y azul, también el magenta, y el complejo marrón. Por la caperuza roja, la cara anaranjada parece estar en la etapa de esquema de color.
Predomina el reflexivo color azul.
Ya se ha hablado de su interés por la perspectiva pero en realidad no hace ni línea de tierra -puede estar implícita en el borde inferior del papel, donde situa dos muebles- ni tampoco plano, de modo que queda el espacio indefinido, lo cual es lógico para su edad pero algo atrasado.
La composición está inclinada del lado izquierdo por número de elementos y tamaño, el peso psicológico es mayor.
 

Cristina
2209.jpg
"La familia", cuento de "Los 3 osos".

Es este dibujo, con otro de esta misma "sala", de los más atrasados. No aparece ninguna figura que tenga relación con los osos. En realidad podría "colgarse" en la "sala" de "Garabateo con nombre".
Pedominan los garabatos sencillos aunque hay algunos múltiples de color negro, como dos líneas múltiples horizontales, gs. bs. 7, otras tres líneas multiples diagonales, gs. bs. nº 8, de color negro y dos de color verde. Destacan varias círcunferencias rojas, y un círculo rojo que bien lo podríamos clasificar como círculo de línea múltiple superpuesta, g. b. 16, y segmentos rectos, líneas sencillas, gs. bs. 2, alguno y diagonales, nº 4, bastantes de color verde y de color amarillo, estos se cruzan entre sí alrededor de un preesquema humano, formando como una cerca circular.
La figura protohumana, es de las primeras representaciones. Si fuera un círculo con un garabato hacia abajo lo llamarios "renacuajo", pero este diseño está algo más avanzado, pone como pierna o piernas, un garabato de línea múltiple vertical, nº 6 (algún autor indica la verticalidad como una de las características de la fig. h. de los niños). Caracteriza a este precoz dibujo de humano el que le haya dibujado ojos, dos pequeños círculos, gs. bs. nº 20, de color verde, y dos orejas de otros dos círculos, estos de color negro.
Se le instala en este lugar "Cuentos" únicamente por el título que se escribe en el papel del dibujo. 
Los tonos empleados son los primarios rojo y amarillo, el binario verde -en dos tonos-, el negro y su matiz gris y el matiz rosa. Son siete colores, bastantes, pero no producen la sensación de colorido que otros que, titulándose igual que éste, hemos colocado en la "sala" de color. Se encuentra sin duda en la etapa de experimentación del color.
El patrón de disposición es casi exacto al global, nº 1. Esto siempre prueba el interés del dibujante por dibujar.
 

Estefania
2211.jpg
"La Familia", "Los tres osos".

Por lo que observamos en estos dibujos parecen debidos a una motivación sobre la familia y dentro del tema se les debe haber leído o dado a leer el cuento de "Los tres osos", como ejemplo de familia.
La relación que vemos con el tema y el cuento es la construcción por cuenta de la niña Estefania de tres figuras humanas. Los niños pequeños -y éste lo es porque su profesara en prácticas nos lo indica, los dibujos que nos envió en su ejercicio de análisis del arte infantil son niños de preescolar- empiezan a dibujar figuras reconocibles por diseñar la figura humana ya que es la más cercana que tienen, ellos mismos, y a los que más quieren, sus amiguitos, sus padres, sus profesores... Hay un proceso de construcción que en general es el siguiente:
a) la célula, es un garabato circular u oval;
b) el renacuajo, a la célula se le añade o termina en un garabato hacia abajo, significativo del cuerpo o las piernas -ya hemos comentado en el dibujo anterior que para los niiños es primordial la verticalidad que representan el cuerpo o las piernas, pese a que están dibujando con las manos, que pertenecen a los brazos, no los relacionan y son primero las piernas las que dibujan-;
c) el cabezón o cabeza-pies, es un esquema universal que tiene esta denominación en distintos idiomas, porque el arte infantil es muy similar entre todos los paises, digamos que es una expresión universal y que todos entienden, a diferencia de las lenguas que tienen unas estructuras muchísimo más complejas;
d) el proceso sigue añadiendo cada vez más datos como el cuerpo, brazos, manos, dedos, pies, facciones, pelo, etc, durante el periodo preesquemático;
e) el proceso se desarrolla haciendo a los miembros bidimensionales y no faltando casi datos que dibujar, etapa esquemática;
f) finalmente el dibujo empieza a parecerse al dibujo de adulto de la etapa pseudonaturalista, que escapa ya a nuestro estudio.
(Aunque este proceso lo tienen en otros apartados hemos juzgado oportuno incluirlo en algunos análisis más, como este, por si antes ha pasado desapercibido o se ha olvidado)
Hay que hacer notar que los esquemas dibujados no se parecen a osos, desde luego, pero es que el esquema de los animales lo hacen a partir de una fig. h. más acabada con cuerpo y las cuatro extremidades, entonces colocan la fig. h. en horizontal y las extremidades hacia abajo las cuatro y después le van añadiendo peculiaridades, como el hocico, o los picos, las orejas, los rabos etc.  
La fase en que se encuentra esta niña es en la de cabezón, que está constituido principalmente por un diag. circular u oval y en este caso por dos gs. bs. nº 2, terminado en un círculo de línea múltiples, g. b. 16. Los primeros intentos de facciones que hace son círculos cortados por segmentos en su contorno, parecidos a soles, los rayos solares serían las pestañas, aunque es posible que todavía lo hagan por casualidad. Hay otros rasgos en la cara de garabatos múltiples, algunos de bombeo, o de línea círcular extendida, g. b. 18. Hay que señalar otro dato interesante que puede pasar desapercibido, en la figura del centro hace un garabato múltiple entre vertical y circular, no clasificado, que es sin duda un intento de hacer el cuerpo de esta figura humana,
Se encuentra la expresión gráfica de esta niña en la etapa preesquemática.
Los colores aplicados son los primarios azul y rojo, el binaro verde y el negro. La mezcla de rojo y verde, si nos fijamos en algunas partes, resulta un tono marrón. Llamamos a este tono complejo porque entran en su elaboración los tres colores primarios o un primario y su binario opuesto en el círculo cromático. Aunque la mezcla haya sido casual hay que hacérsolo notar para que vaya tomando nota, familiarizándose con las mezclas, que llegaran después, cuando controle el color.
Aunque emplea pocos colores sí utiliza las tres gamas, por lo que encontramos a esta niña un carácter equilibrado pese a la llamativa mancha de negro, que puede obedecer a un impulso violento por alguna frustración, no siempre desde luego, porque puede ser simplemente un trazo casual.
Resulta de un colorido llamativo que estropea un poco la mancha negra que da a la primera figura. Como vemos no aplica un color coherente con la figuración de modo que se encuentra en la etapa de experimentación del color.
El patrón de disposición más parecido es el diagonal, nº 9, aunque no exacto, los dibujos van de un lado a otro. de la esquina de abajo a la otra esquina de arriba. Hay que decir que los patrones de disposición se clasifican sobre todo en la etapa del garabateo.
El hecho de que las figuras parezcan estar en perspectiva no parece que se deba a que la niña tenga asumida las leyes de la perspectiva que dicen que los objetos o seres se colocan en el papel de abajo para arriba los más cercanos y más grandes y van siendo más pequeños, proporcionalmente, a medida que se alejan.del dibujante o el espectador. Como las mezclas de color, suponemos que estos detalles son casuales, pero sería conveniente explicárselo a los niños, aunque no lo entiendan o les cueste trabajo entenderlo, pero de todas formas se van familiarizando con ello.
 

Adriana
2213.jpg
"La familia", el cuento de "Lo tres osos".

La autentica explosión de garbatos de color rosa, las numerosas curvas, los pendientes dibujados a la figura (así lo parece) son peculiares del carácter femenino.
Lo que parece que ha querido dibujar la niña es un miembro de la familia "humana". Como hemos dicho en dibujos anteriores los niños suelen comenzar los dibujos de animales a partir del esquema humano. La niña está en este proceso, por eso dibujo un cabezón algo desarrollado pues además de la cabeza y las piernas parece dibujar los brazos también.
La la debe haber comenzado con un diag. circular y luego dentro ha trazado diversos garabatos entre ellos dos o tres de línea circular extendida, nº 18. Dentro se observan algunos garabatos un par de ellos no clsificables, otros múltiples, nº 8, otro nº 6, un segmento diagonal nº 4, de color verde y al lado otro diagrama circular y dentro un círculo g. b. 20 con segmentos verticales y diagonales, 2 y 4, como si fuera un sol, pero que aquí haría la función de ojo,
Son de comentar los pendientes que hemosmencionado antes. Cuelgan de los laterales de la cabeza dos segmentos vertiales, g. b. 2, que temrina en un círculo  nº 20 uno y otro nº 16.
El cuerpo que debería dibujar abajo es inexistente, sólo ha dibujado ds líneas verticales que representan primero al cuello y luego se convierten en contorno de un posible cuerpo y se prolongan como piernas acabando en`pequeños segmentos que representan a los pies. Hacia la mitad coloca segmentos horizontales, g. b. 3, como brazos, los cuales acaban en pequeños segmentos 4 y 3 como manos.
La expresión gráfica de esta niña se encuentra en la etapa preesquemática.
En cuanto el color se limitaa tres colores, el matiz rosa, o magenta, en realidad es un carmín decolorado o aclarado, un azul violáceo o moradoy un pequeño trazo verde claro. Son matices de color, el rosa o binarios como el morado y el verde, pero matizados, el morado de matiz azul o azul de matiz morado, y el verde de matiz claro. Se encuentra todavía en la etapa de experimentación de color.
El dibujo que se limita a la figura preesquemática tiende a ser simétrica pero un poco desequilibrada por la falta de pericia de la dibujante.
 
 
 
 
 

Lucia, 4 años
2796.jpg
Caperucita Roja

La posición vertical que hemos adoptado para reproducir el dibujo no es la que más nos agrade, pero la manera en que están dibujados los garabatos nos parece indicar que ésta es la posición más lógica. 
En primer lugar hay que decir que el dibujo en nada parece responder al título del cuento al que se refiere "Caperucita Roja", únicamente por tener escrito el título lo hemos tenido que "colgar" en esta sala de cuentos este dibujo. 
No hay nada que se pueda identificar claramente con lo titulado. No hay esquemas de personas, ni de animales, ni casas, ni bosque de árboles, ni lobo, etc. La mayoría de los garabatos son espirales, g. b. 15, algunos superpuestos al mismo garabato trazado con lapicero negro. Hay algunos garabatos de línea multiple, cercanos al nº 9, y otros que son una mancha ovalada podrían estar cerca del g. b.  16, circunferencia de línea múltiple superpuesta. Tenemos en el centro  del papel unas formas compuestas que no se pueden identificar, de color azul fuerte, y otra también de forma irregular con dos círculos gs. 17 y 16, en la parte inferior, que tampoco podemos encontrar nada identificable. ¿Por qué colgamos entonces este dibujo aquí? Aparte de su título, porque representa un dibujo fallido en cuanto a la motivación.  O no la ha habido o la niña no ha logrado interesarse por el tema o bien no está preparada para hacer esquemas reconocibles relativos al cuento. 
Debe encontrarse la niña todavía, a juzgar por este dibujo, en la etapa del garabateo incontrolado, lo cual es un atraso para su edad. 
Cabe preguntarse si esta niña no ha sido escolarizada hasta esta edad y que tampoco ha asistido a un jardín de infancia o guardería.
Ha utilizado de los colores primarios el azul, de los binarios el anaranjado y el morado, de los matices el rosa y de los complejos el marrón. Está indudablemente en la etapa de experimentación del color
La intensidad del trazo es entre normal y algo fuerte. Denota un tono vital normal.
Los garabatos son de tamaño pequeño, indicación de apocamiento o timidez.           
No hay composición y el patrón de disposición más cercano es el global.

Mirian, 4 años
2798.jpg
"Caperucita Roja".

A diferencia del dibujo anterior éste si representa figuras humanas que por los tamaños que tienen y la posición que ocupan nos hacen pensar que se trata de la madre, Caperucita Roja y la abuela, de izquierda a derecha en este orden. Pero dado que no aporta más datos, ni siquiera la caperuza y su color rojo, nos debemos atener solamente al título del dibujo que figura en él para clasificarlo en esta "sala".
Los esquemas humanos pertenecen a la etapa pre-esquemática claramente pues se puede observar que los miembros, brazos y piernas de las figuras, son simplemente líneas sencillas, gs. bs. 2, 3 y 4. Las cabezas son diag. ovales o circulares, y el pelo en forma de melena es un par de líneas múltiples, gs. bs. 8. El cuerpo de la figura de la abuela también es un diag. oval, los otros son curvas que empiezan y se cierran en la parte inferior de la cabeza y el resultado es muy parecido a un diag. oval también. los ojos, las manos y los pies son círculos gs. bs. bº 20. coloreados de color negro, azul y rosa. Las narices son gs. bs. 2 y la boca un g. entre 3 y 5, sólo en el esquena de cabeza más grande. En los otros no se aprecia.
La casa tiene una construcción clásica, un diagrama triangular para el tejado y una forma rectangular para la fachada con dos gs. nºs 2, uno nº 3 para la parte inferior de la fachada y el lado superior lo comparte con la base de la forma triangular de encima. La chimenea y el humo forman un conjunto de líneas múltiples, gs, 6, 7 y 8.
Las ventanas de la fachada son círculos gs. bs. 20 y la puerta un g. b. nº 5.
Los colores utilizados son los primarios amarillo y azul, el binario verde, el matiz rosa fuerte o magenta (color primario de la industria gráfica o binario del color luz), y el negro.
Se encuentra en la etapa de experimentación del color, lo cual no es extraño en la edad que tiene la niña dibujante. 
La intensidad del trazo es normal en el dibujo y fuerte en el coloreado.
Los tamaños son más bien grandes, proporcionales entre sí pero no con la casa. La cabeza grande también es desproporcionado con el resto de su esquema. 
No hay composición lógica, la abuela debería estar en la cama de la casa y la madre quizá más alejada. Como hemos dicho falta la caperuza roja que identifique al personaje y la figura del lobo.
                    

Miguel, 5 años
2800.jpg
Caperucita Roja

Si no fuera por el título este dibujo lo hubiéramos clasificado en temperamento nervioso. Lo que más llama la atención es el descuido o nerviosismo con que han sido trazadas las líneas. Hay además unos cuantos trazos negros a los que no encontramos justificación y posiblemente sean resultado de una reacción violenta a un deseo frustrado. Siempre que, como decimos a veces, tengamos un número considerable de dibujos para hacer estos diagnósticos.
Si empezamos, como solemos, a analizar el dibujo por su parte superior izquierda, nos encontramos con un pre-esquema sin posible identificación, los niños a veces comienza a dibujar y si les "sale" algo con lo que no están conformes entonces abandonan el dibujo.
Ese esquema en forma de escalera tumbada en horizontal no acaba de definirse en nada concreto.
Traza a continuación unas líneas múltiples horizontales, g. b. 7, y otro nº 6, que es extraño porque el cielo siempre lo suelen dibujar en color azul, o no lo colorean, pero no recordamos otro cielo negro.
El esquema a continuación tiene el contorno hecho a la vez la cabeza, los brazos y el cuerpo. A primera vista recuerda su imagen a un esquimal, y la cara a una foca, pero lo cierto es que es otro esquema fallido, aunque el hecho de hacer el contorno de un solo trazo es un detalle adelantado.
La casa que tenemos después tiene una construcción clásica, un diag. rectangular para la fachada y las ventanas y un diag. triangular para el tejado. Dentro de estos dos espacios hay una ventana en cada uno partida por un segmento vertical, g. b. 2, que parece indicar dos hojas de ventana, no recordamos haber visto este dato más veces, sin embargo no dibuja puerta, ni chimenea, etc. es decir este niño no acaba sus esquemas, parece que se cansa enseguida y como parece muy impaciente se dedica al siguiente dibujo. El siguiente dibujo es un pre-esquema humano. Aunque por el esquema anterior sabemos que puede dibujarlo mejor, se ha conformado con dibujar la cabeza con un diag. circular con dos ojos, gs. bs. 20, y unos garabatos irreconocibles. El cuerpo está entre un diag. triangular con los lados convergentes sin terminar de encontrarse o un diag. rectangular irregular, trapezoide diríamos, que tiene sustituido el lado superior por el contorno de la cabeza. Los brazos y las piernas son líneas sencillas. Uno de los brazos termina en un círculo, diag. circular, como mano pero desproporcionado casi tan grande como la cabeza. El garabato de línea sencilla vertical que representa a las piernas se dobla en ángulo recto, dirección del g. b. 3, para representar los pies.   
El dato de estar coloreado el cuerpo de rojo parece indicar que se trata de la protagonista del cuento, Caperucita Roja.
El siguiente esquema, el mayor de todos, parece que tiene relación con el esquema de una casa, parecida su construcción principal como la anterior, incluso la ventana es igual, pero el tejado recuerda el esquema de un ser humano, por lo menos la cabeza, en el vértice superior, construida con un diag. circular y las facciones con gs. bs. 20, para los ojos y nariz, y g. b. 5 para la boca. El pelo es un g. 9, línea curva múltiple. De los laterales de la cabeza cuelgan unos circulitos, gs. bs. 20, que parecen un adorno. Los laterales de este espacio son líneas diagonales, g. b. 4, que recuerda a las líneas de contorno de un tejado. Es realmente un misterio lo que ha querido dibujar el niño. ¿Podría ser una especie de representación de la abuelita y el tejado, mezclados ambos esquemas? 
Los colores utilizados son los primarios rojo, azul y amarillo -dos tonos, claro y oscuro-, los binarios verde, naranja y morado (o azul añil), el matiz morado carminoso, y los complejos marrón y negro. Parecen bastantes colores, están los principales del círculo cromático, pero el desorden de las líneas, el aspecto descuidado y las mezclas de negro deslucen el colorido.
Se encuentra en la etapa de experimentación del color o aplicación emocional o por gusto, aunque creemos que quizá mejor más por dejarse llevar por el temperamento nervioso.
El trazado de líneas múltiples, gs. bs. 7, de color verde parece representar el suelo o prado, lo normal estando en Asturias. Incluso parece adentrarse más al fondo entre las dos casas, algo que de ser intencionado tendría un valor favorable respecto al tema de la perspectiva.
El trazo es en general intenso, como sabemos indica un buen tono vital, aunque podría también ser resultado de su temperamento.
Los tamaños son variados pero no hay proporcionalidad.
No hay composición los esquemas están dibujados sin sentido de la composición, aunque podría ser lógico el orden al dibujarlos, primera la madre o el lobo, Caperucita Roja luego, y después  la abuela o la casa de la abuela y ella misma juntamente.  
El dibujo si se atiene a la representación realista del natural tiene que ser muy disciplinado, pero si no tiene en cuenta esto tiene libertad absoluta para dibujar lo que uno quiera e imagine. El hecho de aprender el primer sistema constituye un aprendizaje duro pero eficaz e imprescindible para dominar el dibujo y la pintura y luego poder dibujar y pintar lo que a uno le apetezca.

Stefani ¿? 4 años
2803.jpg
Caperucita Roja

Este dibujo podía muy bien estar en la "sala" de temperamento nervioso, pero el título nos obliga a traerlo a "Los cuentos". 
Sigue siendo el cuento de Caperucita Roja, según lo titula, y sin embargo está cerca de la abstracción, o el cubismo que solía ser una conjunto de formas de figuras desestructuradas con alguna pista como por ejemplo unas líneas rectas paralelas encima de una circunferencia u óvalo para sugerir la figura de una guitarra. Aquí este niño parece querer representar la cabeza de un animal con orejas y hocico de animal, por supuesto de lobo, y dentro del hocico unas líneas hechas con curvas, gs. bs. nº 5,  para indicar sin duda los dientes. En la punta del hocico dibuja un óvalo negro, con lo que quiere representar esta parte típica de los cánidos. 
La casa es un esquema tradicional hecho con diagramas rectangulares la ventana y la fachada, sin terminar de dibujar la línea de base. El tejado es el clásico diag. triangular y una chimenea con forma de rectángulo usando como cuarto lado la línea diagonal del tejado. Se encuentra mal ensamblada. Una línea de curvas seguidas, gs. bs. 5, apenas perceptibles indica el humo. La puerta de la casa es una curva, g. b. 5, con el seno hacia abajo. Tanto dentro de esta puerta como en la ventana unos garabatos líneas  nºs 2, 3 y 4 y curvas 5 y 20, respectivamente sugieren muy sucintamente fig. hs. 
En el borde inferior del papel hay otro pre-esquema de fig. h. poco definida y coloreada encima para impedir verla con claridad. Parece constar de un diag. circular para la cabeza y otro oval para el cuerpo. Un brazo y las piernas están insinuados con líneas rectas, gs. bs. 3 y 2 y 3 seguidos para las piernas simulando los pies.
Los colores utilizados son los primarios azul, amarillo y rojo, el binario verde y el complejo marrón. Emplea los tres primarios y un binario, no son muchos y no nos atrevemos a situar su etapa cromática pues salvo el cielo azul, suponemos que ha querido representar el cielo, y el tejado rojo, la puerta marrón quizá, no tenemos base suficiente para diagnosticar la etapa con seguridad, posiblemente la etapa de esquema de color, con algún fallo como el color del lobo y no colorear las figs. hs. 
La intensidad del trazado es fuerte, denotando su vigor físico.
Los esquemas son grandes también tendiendo a un ego acusado. La composición, o mejor dicho el ordenamiento de los esquemas puede tener algún sentido, las dos figuras de la ventana y la casa, pueden representar a la abuelita y a Caperucita, y la otra figura, podría ser la madre o el cazador, no se puede determinar, si se puede asegurar la figura del  lobo pese a ser tan esquemática. 
La impresión general es de desorden y de violencia en el trazo.
        

Anabel, 5 años
2804.jpg
Caperucita Roja

Destaca este dibujo por la desenvoltura y "desparpajo" del trazado de la dibujante. Tiene también algunos datos curiosos, por ejemplo, la aureola anaranjada del sol, que podría estar muy bien en su "sala" de "SOLES", el coloreado y en parte el diseño de las flores, el detalle de los ojos de la fig. de Caperucita -definida por el color rojo que aplican a su figura. 
Alternan en el dibujo construcciones de tres etapas, las piernas de una de las figuras y las del lobo y el otro animal, que son líneas sencillas, gs. bs. 2, son propias de la etapa pre-esquemática. Los brazos bidimensionales pertenecen a la etapa esquemática, y la construcción del esquema de Caperucita, contorno de cuello, brazos, cuerpo y piernas de una sola vez, pertenece ya al realismo. 
Es pues este dibujo ejemplo de la manera que tienen los niños de dibujar mezclando etapas, pues ya sabemos que el desarrollo del dibujo infantil no es proceso siempre evolucionado hacia delante, sino que tiene rasgos de otras etapas anteriores o posteriores. Los niños no tienen el rigor de ser coherentes en sus dibujos, ellos disfrutan dibujando sin preocuparse de temas como el que hemos mencionado, o la proporcionalidad, la perspectiva, etc., en parte porque no les interesa y en parte porque no saben o no les han motivado adecuadamente. Pasan de un dibujo a otro según les apetece y no les preocupa si están completados o no sus esquemas.           
Si analizamos el dibujo detenidamente y ordenadamente, vemos que el sol tiene una construcción típica, tradicional, solamente con la variante que hemos descrito, la aureola de color anaranjado. La primera figura por la izquierda que no se identifica por ningún detalle que personaje es, está construido por diagramas y garabatos, dejando como hemos ya referido las piernas como líneas rectas sencillas. Se curvan al final para indicar los pies. El resto de los miembros , el cuerpo y la cabeza son bidimensionales, pertenecientes a la etapa esquemática.
La figura animal más pequeña, parece un ratón, está construida como el otro animal, presuntamente el lobo. Una forma ovalada pero terminada en punta a la izquierda para significar el hocico es el cuerpo del animal. Termina el hocico en un g. b. 20 coloreado de negro. Una de las notas que también le distinguen como animal son las orejas, están hechas con un garabato 12, línea ondulada o en zig-zag, que es en realidad una línea quebrada. También le distingue el rabo hecho con un curva que empieza y acaba en el cuerpo. Las piernas y las pezuñas están trazados igual que las piernas humanas de la primera figura.
Las flores son también esquemas clásicos, tienen la particularidad de que los pétalos están fundidos, es decir, el contorno de los pétalos son unas curvas unidas que rodean el centro sin tocarlo.  Se distinguen como novedad el coloreado que no tiene relación con la realidad. Tanto este coloreado como el aplicado a la figura de Caperucita está aplicado por el gusto por el color, la decoración u ornamentación, que es más propia de las niñas. 
Caperucita es un esquema del principio del realismo con el contorno dibujado de una sola vez, como hemos indicado, cuello, brazos cuerpo y piernas. Los dedos son gs. bs. 5, no representan a la mano. Los pies es una curva g. b. 5, que empieza y termina a los lados de las piernas. Destacan las facciones de la cara por los ojos que están dibujados con dos círculos, g. b. 20, más pequeño el que está dentro del  otro, señalando seguramente el iris. La nariz es otro círculo g. 20, y la boca es un pequeño óvalo, con segmentos rectos verticales, pequeños,  gs. bs. 2, para indicar la dentadura. El pelo está trazado con una línea circular extendida, lo más parecido, g. b. 18, y la caperuza es un diag, oval modificado para adaptarlo a la cabeza y acabado en punta. Lo que debe ser la capa de Caperucita son dos pares de líneas onduladas, de curvas muy suaves, casi paralelas, gs. bs. 12. Están separadas del cuerpo quizá para que se vean mejor.
Los colores utilizados son los primarios amarillo, azul y rojo, los binarios naranja, verde y morado, más el complejo marrón, son los principales del círculo cromático y los que más suelen utilizar los niños. Se encuentra en la etapa de esquema de color. Hay bastante color pero no consigue la niña un colorido armonizado, por la manera de aplicar los trazos  muy nerviosos y desordenados.
El espacio está representado por el cielo arriba y los planos del suelo abajo, un plano verde y el otro marrón, hechos con trazos de líneas múltiples, gs. bs. 7.
Algunos trazos son de intensidad normal y otros acusada, señal de un tono vital variable.
Los tamaños de los esquemas son grandes, indican un ego algo acusado.
No hay composición pero sí un orden de los esquemas que parece lógico.

Pilar, 7 años
2805.jpg
Cuento de "La seta gigante"

He aquí un dibujo coherente con su título. No cabe duda de que el dibujo representa a una seta gigante y para ello ha tenido que tener en cuenta la niña la proporción de las dimensiones. Quizá esto explique por qué muchas veces los esquemas que dibujan los niños no tienen en cuenta las proporciones, o sea porque entonces no les ponen tan claro el tema. Cuando el motivo del dibujo está claro los niños responden bien.
Tiene el dibujo dos animalitos que aunque pequeños podían estar cada uno en su sala de animales correspondientes, pero dado el título del dibujo no nos parece lógico que lo situemos en otra sala. 
El dibujo es sencillo pero es que una seta tiene poco que representar si no se pide una especial o vista desde distintas posiciones por ejemplo desde abajo. 
En este caso su forma está clara que es un diag. oval. Los circulitos con que la adorna, gs. bs. 20, pueden darse en algún tipo de seta. La niña los habrá dibujado para hacer más completo el esquema. 
El talo que la sostiene es un diag rectangular vertica. No tiene más datos. 
El caracol tiene por cuerpo un pequeño diag. oval, los ojos están representados por dos gs. bs. nºs 2 y 3 acabados en puntos algo gruesos, gs. bs. 1. El caparazón es una línea en espiral, el g. b. 15 parece clasificado para este uso especialmente y poco más.  
Los tres esquemas son muy sencillos y trazados con pocas líneas, las esenciales, es admirable la economía con que usan sus recursos los niños. En este caso un diag. oval para el cuerpo, y curvas, gs. bs. 5 para las patitas y la cabeza, y en esta un punto g. b.1. para el ojo es suficiente para dejar suficientemente definido al animalito.
Los colores utilizados son los tres binarios del círculo cromático, naranja -está compuesto de los primarios carmín (en las artes gráficas el rojo) y el amarillo- el morado -mezcla de los primarios carmín y azul- y el verde -mezcla de amarillo y azul-. Estos colores distan 120 grados unos de otros, es decir equidistantes, ni son armonías ni contrastes entre ellos. El naranja es contraste de azul -único primario que no interviene en su elaboración- el morada contrasta con el amarillo y el verde con el carmín o rojo. Los colores armonizarían si en su composición interviene un mismo color en ambas mezclas. 
La intensidad del trazo es normal o ligeramente fuerte. 
El tamaño es grande pero se justifica por el tema. La composición, muy simple es simétrica y equilibrada.    on                                                     
                               

David, 7 años
2807.jpg
"La casa altísima".

No estamos seguros de que el dibujo se deba a la intención de ilustrar un cuento, que esta sea la motivación, pero como se encuentra en un grupo de niños que dibujan cuentos y además el dibujo tiene título hemos creído oportuno "colgarlo" en esta "sala". 
Si es así, que ha querido ilustrar el cuento con ese título, desde luego ha acertado, el esquema de la casa no puede ser más alto, ocupa toda la dimensión mayor del papel, en sentido vertical.
La casa tiene tres pisos que están logrados con dos pares de líneas cada uno, gs. bs. 2 y 3 que con el borde del papel y la base del tejado traza una forma rectangular en sentido apaisado, horizontal, que representa el segundo piso. con el mismo sistema, los mismos gs., el borde del papel y la base del piso superior a él forma una espacio rectangular que es el primer piso. La base de éste y un segmento recto vertical, g. b. 2 mas el borde izquierdo del papel y el borde inferior crea otro espacio rectangular para representar el piso bajo de la casa. Las ventanas, dos en cada piso y una en el tejado, son diag. rectangulares, igual que la puerta. Ésta está hecha con dos gs. 2 y uno 3 más el borde inferior del papel. En el tejado figura otra circular, g. b. 20. El piso primero cuenta con otras dos ventanas diag. rectangulares, más grandes que las otros, uno en sentido horizontal y otro en sentido vertical, cuyo lado inferior esta sustituido por la línea del piso.
En tres de estas ventanas parece que el niño ha querido poner algo que se asoma pero no está definido en dos de ellas, en la ventana de sentido vertical lo que parece asomar es un gusano. Tiene una cabeza circular, g. b.20, otros más pequeños dentro y de la cabeza le salen unas antenas gs. bs. 4, muy pequeños. Esto fundamentalmente lo que nos hace creer que ha querido dibujar un gusano.
El tejado es la clásica forma de diag. triangular.
La chimenea tiene forma rectangular y ha aprovechado como cuarto lado el lado diagonal del tejado. Está mal ubicada, es perpendicular a esta línea diagonal del tejado cuando debería ser perpendicular al suelo, a la línea horizontal. Esto es difícil de comprender para los niños. Lo suelen hacer bien más adelante.
El humo está representado por dos líneas sencillas de curva amplia. 
Las nubes son formas más o menos ovaladas, hechas con líneas onduladas que se cierran, gs. bs. 12.  
En el segundo piso ha dibujado una escalera bastante detallada. Es un garabato desarrollado que parte de las líneas paralelas con otras más pequeñas que la cortan y que luego les sirve para representar precisamente las escaleras o las vías del tren. Aquí el primitivo esquema se ha enriquecido haciendo las líneas bidimensionales. Tanto los largueros como los travesaños están dibujados con pares de líneas paralelas.  
El esquema de abajo del papel, a la altura de la puerta de la casa, parece una papelera, es un forma ovalada, más o menos, con un segmento horizontal dentro, g. b. 3, y un par de patas hechas con gs. bs. 2. 
Los colores utilizados son los primaros azul, rojo -si lo consideramos como color de las artes gráficas, o carmín, que también lo usa si lo consideramos como color pigmento- y amarillo, el binario verde en una línea, y el complejo marrón en otras líneas también.         
Los trazos son más bien intensos, señal de vitalidad.
El tamaño es grande pero como es con motivo del tema no hacemos comentario al respecto.             
El dibujo está completamente a la izquierda, señal de añoranza del pasado. de la protección materna.