LAS PLANTAS. Árboles. Página 1.

Inicio
PRESENTACIÓN
QUIÉNES SOMOS
METODOLOGÍA. Cuadros guía
ETAPAS DEL ARTE INFANTIL. Garabateo, Preesquemática, Esquemática, Realista, Pseudonaturalista.
DIBUJOS POR EDADES: 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 años.
DIBUJOS EXCEPCIONALES
DIBUJOS POR TEMAS. "Las estaciones del año", "El parque", "La Navidad"...
LA INTENCIONALIDAD
LA PROPORCIÓN
EL DIBUJO ESTEREOTIPADO 1.
EL MOVIMIENTO
EL COLOR. Página 1
EL ESPACIO. La perspectiva. Página 1.
EL PAISAJE. De Egipto, China, Desierto, África, Transilvania, Marino, Navideño
LA FIGURA HUMANA. Página 1-2-3
LA FAMILIA. 1
LA CASA. Página 1
LA CASA. Tipos (8 dibujos)
EDIFICIOS ESPECIALES. Molinos, iglesias, tiendas, hórreo
CASTILLOS Y PALACIOS. Páginas 1, 2, 3.
LAS PLANTAS. Árboles. Página 1.
LAS PLANTAS. Flores (7 dibujos)
LOS ANIMALES. Diversos esquemas, Aves-Pájaros, Caballos, Canes, Tortugas, Peces. Ardillas, Caracoles
VEHÍCULOS. Automoviles, aviones, aeronaves especiales, autobuses, trenes, bicicletas, barco especial
LOS ALIMENTOS. Página 1
LA ACCIÓN. Página 1.
LOS CUENTOS. Página 1.
LAS NARRACIONES
LA MOTIVACION. 1. Es un recurso fundamental para desarrollar la expresión de los niños.
Temperamentos
INFLUENCIA DEL MEDIO. Página 1
FINALIDAD. Página 1
DIBUJOS DE NIÑOS CON DIFICULTADES. Página 1, 2 y 3,
DIBUJOS CON CONTROL
EL EGOCENTRISMO
TRAUMAS. (7 dibujos)
LA LLUVIA (9 dibujos)
EL GÉNERO. (30 dibujos).
Proceso de los dibujos de una niña. Tema monográfico
MÚSICOS. Abrimos varias "salas", una para cada instrumento musical y otra para conjuntos.
LOS DEPORTES. Fútbol, boleibol, rugby, baloncesto, pinpon, gimnasia, gimnasia rítmica, natación, etc
LOS ESPECTACULOS. 5 dibujos.
LOS JUEGOS
EL MOBILIARIO
MAQUINARIA (4 dibujos)
EL CUERPO HUMANO. ( 14 dibujos)
OFICIOS y PROFESIONES. Diversos
OFICIOS y PROFESIONES. Albañil
GUERRAS, BATALLAS, GUERREROS Y SOLDADOS.
LAS RAZAS
EL ARCO IRIS
SOLES (12 dibujos)
ESPANTAPÁJAROS
LOS EXTRATERRESTRES
ESTILOS ARTÍSTICOS
EFECTO RAYOS X
DIBUJOS DE UNA NIÑA CON CUALIDADES PARA EL ARTE. Tema monográfico
COLABORACIONES
LA AMISTAD
EL DIBUJO COMO REGALO
FIESTAS, BAILES.
EL BOSQUE
Los vestidos

Las plantas. Árboles. Página 1 (39 dibujos).

Las plantas. Árboles. Página 2 (15 dibujos).

Las plantas. Árboles Página 3 (15 dibujos).

Las plantas. Árboles. Página 4 (19 dibujos).

Naría, 6 años
2309.jpg
Árbol

Este dibujo de árbol nos ha aparecido después de llenar la "sala nº 4", es decir muy posterior al inicio de esta primera, pero por lo significativo de su trazado, tan simple, hemos considerado que estaría bien al inicio de esta "sala nº 1". 
También se encuentra en la sala "MOTIVACION", porque pertenece a un pequeño experimento sobre la motivación realizado por su profesor/a, sobre este tema, al que han recurrido algunos profesores.   
Si analizamos formalmente el dibujo del árbol nos encontramos en que emplea para representar la copa unos garabatos de bombeo (son los primeros que hacen los niños) cercano al g. b. nº 18, línea circular extendida, en este caso más o menos concéntricamente para querer lograr una forma redondeada. Alrededor de la copa contorneándola ha hecho con una línea ondulada y de presilla una forma más o menos rendeada u ovalada. No se percibe si antes o después de colorear el interior.
El tronco está formado por una línea sencilla vertical, g. n. 2, y dos líneas sencillas diagonales, gs. bs. nºs 4, aunque en realidad estos dos garabatos debe haberlos querido hacer como uno vertical, g.b. 2, para formal las líneas laterales, y otro como g. b. 3, línea sencilla horizontal para indicar el entronque con el suelo. El interior del tronco está coloreado con una línea múltiple vertical, g. b. nº 6.
Por la edad suponemos que se encuentra en la etapa esquemática. Aunque el esquema sea muy sencilla da una idea identificable de árbol.
El color se limita a lo esencial, verde para la copa y marrón para los trazos del tronco. El negro del lapicero que contornea la copa no lo tenemos en cuenta, pues no lo utiliza como color sino como delineación de la forma. Pese a que sólo emplea dos colores estos son correctos, por tanto hay que situar el cromatismo en la etapa de esquema de color.
El suelo solamente está indicado por la línea inferior del tronco del árbol.
En el original el trazo de la copa es débil y el del tronco más fuerte. En la reproducción lo hemos grabado algo más fuerte con la intención de que se vea mejor. El tono vital es por tanto variable.
No hay composición porque solamente dibuja un esquema, éste es más o menos simétrico y equilibrado.
 

Árbol de Laura
foto184pequena.jpg
12-2-08

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Laura también muestra interés por dibujar un árbol diferente. Ha trazado una serie de ramas enmarañadas, sin orden ni concierto. Entre un excesivo orden geométrico y un orden determinado, estudiado analizadop or el profesor, hay diferencia.
Con el esquema del árbol se pueden estudiar, como ya se ha indicado, en otra página, diferentes troncos y copas, y diferentes ramas.
Las ramas puden salir del tronco principal de diferente forma. Se pueden estudiar del natural o de forma geométrica. La geometría es la forma organizada. Las ramas pueden salir en forma de palmera, o distirbuirse de forma alterna, o de forma proporcionada. Las ramas dan ocasión al profesor voluntarioso y trabajador para conocer diversos árboles y para estudiar la geometría, ángulos, simetría, asimetría, proporción, muchos conocimientos.
¿Qué se puede decir del dibujo gráficamente?
Resalta la delicadeza del dibujo de la copa del árbol, a diferencia del dibujo, de arriba de esta página, más brusco, de un niño.
La casa es de buen tamaño, están indicadas las dos fachadas, luego estamos seguramente en la etapa esquemática, aunque nos falte el esquema de una fig. h. que lo confirme. La niña es colorista, aunque no emplee muchos colores, sí utiliza los tres primarios -dos tonos de azul-, y un binario, el verde, un verde luminoso en la casa, más el marrón del tronco del árbol y de la puerta -estos lógicos en el arte infantil-.
El arco iris parece una licencia ornamental para dar más color al paisaje.
La composición está volcada al lado derecho, significa atrevimiento, aventura, progreso.

separador.gif

Árbol de Iván
foto185pequena.jpg
11-2-08

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iván supera el árbol clásico que empiezan dibujando todos los niños, el típico palito marrón con un algodón verde encima. Dibuja unas pocas hojas en la copa. Otras hojas caen al suelo. Y en el suelo ha dibujado hojas a lo ancho de todo el prado verde, antes de pintarlo.
Hay signos de dibujo esteriotipado. Ha trazado los rayos del sol ordenados geométricamente.
Los esquemas de las figs. hs. son iguales, da la impresión de que se lo sabe de memoria y lo dibuja sin ninguna emoción, exactos ambos esquemas. Las hojas también son exactas y casi ni siquiera cambian de posición.
Obstinadamente, obsesivamente, ha ido llenado de hojas el suelo. Esto no debe ser muy divertido, cuando se pueden dibujar y pintar hojas de diferente forma y color.
Hay que motivar a este niño mostrándole árboles diversos, con hojas diversas, de forma y de color, que dan diferentes frutos y tienen diferente utilidad, y crecen en lugares diferentes, y hasta dan distinta sombra, indican diferentes tierras y países, y hasta indican diferente literatura... El triste ciprés,
de los poetas románticos, de Becquer, el romántico sauce, el austero roble, el viejo olmo herido por el rayo, de Machado, el retorcido olivo, de los olivareros de Jaén, de Lorca...
Con el dibujo no sólo se aprende a dibujar se aprende mucho más. Este niño lo está demandando con su pobre dibujo y sin embargo el interés que muestra por dibujar.

separador.gif

Árbol frutal. El manzano
foto84pequena.jpg
20-12-07


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Este dibujo corresponde a un niño -Paulo- de 7 años. A esta edad tiene adquirido el control psicomotriz de su manos, de sus dedos, la psicomotricidad fina, por tanto dibuja bastante bien, con control de la línea, con limpieza y ordenadamente. Quizá demasiado, esto obedece a que es un dibujo estereotipado. El niño tiene habilidad para el dibujo, es un buen dibujante, pero el dibujo resulta frío, amanerado, se sabe bien "este" esquema del árbol, incluso está algo evolucionado del esquema universal del árbol, ha dibujado el tronco con terminación en tres grandes ramas, y ha añadido frutos -manzanas, lo titula el manzano, es un niño asturiano-.
Si se consultase el "test" del árbol de Koch podríamos obtener más información. Esta obra de Koch es un texto bastante amplio y más propio de una investigación a fondo que de un análisis diario que pueda hacer un profesor.
El trazo es intenso sin exagerar, de un tono vital normal.
El tamaño del dibujo es grande. Buena autoestima. La composición equilibrada, centrada, estática. Corresponde a un carácter de iguales características.
El color es el apropiado, el que se asigna normalmente, aunque el cromatismo es elemental. No utiliza el amarillo, uno de los colores primarios.
La etapa debe situarse en la esquemática, normal para su edad biológica.

Nerea
565.jpg
Es Martin

He aquí un árbol sencillo pero natural, realista, parecido en su diseño de estructura al anterior, pero a diferencia del otro que está cargado de frutos, de una manera un tanto artificial, éste presenta un colorido general verde de la copa, más natural o lógico. El tronco también tiene un color más parecido a lo que los niños entienden por color madera y la estructura del tronco que se diversifica en tres ramas es igual al anterior.
La fig. h., que tiene medio borradas las indicaciones de cara, manos -que sin embargo no están dibujadas, por tanto indicarían el lugar donde deberían estar-, cintura y pies, debe obedecer a consecuencia de alguna clase anterior al dibujo, sobre el cuerpo humano o algo parecido. Los esquemas originales son pequeños, de escasos centímetros, y la fig. h. ha superado la etapa esquemática, los diagramas se han flexibilizado siendo el resultado el clásico dibujo de camisa y pantalón. Se incluye el dibujo del cinturón y los pies están dirigidos hacia el mismo lado como si la figura estuviera andando de perfil.  Podríamos situarlo en el principio de la etapa realista.
El colorido es escaso, justo en el árbol, porque no le pone frutos, e incompleto en la fig. h., solo colorea la vestimenta de rojo. Aparte de este color primario los otros tonos son el binario verde y el complejo marrón. Falta los primarios amarillo y azul, la gama fría, del azul y sus matices. Por la aplicación del color al árbol podría estar en el inicio de la etapa de esquema de color   
 

Rebeca, 9 años
671.jpg

La niña que ha dibujado este paisaje con árbol, cielo, sol, prado y flor, es consciente de que el dibujo es una obra de arte, o algo valioso que puede reagalar a su abuelo y que él lo apreciará.
Aparentemente el dibujo es sencillo pero tiene algunos detalles que nos llaman la atención. El sol está confeccionado con líneas amarillas y una línea de contorno de cuadrante de circunferencia -esta situada en la esquina del papel, lugar frecuente en los dibujos de niños- más los rayos que parten de esta líneas hacia afuera, también de color amarillo. El tronco del arbol está dibujado con líneas que sugieren las rugosidades de algunos árboles, tiene un agujero, posiblemente un nido de pájaro carpintero y las ramas están dibujadas sobre la masa de vegetación de color verde. Este dibujo de ramas podría servir al profesor para hablarles de este tipo de ramificación y otros posibles, En este se conjugan el tipo palmeado con la líea quebrada, El árbol es un prototipo especial para el estudio de la motivación y el conocimiento transversal, podemos hablar de vegetación y de geometría y de muchos otros conocimientos,
La flor es un detalle femenino de la niña que no ha podido resistir el impulso de embellecer el paisaje.  
Por la utilización del plano en perspectiva, colocando dentro de él el árbol y la flor, suponemos que la niña estará dentro de la etapa esquemática y quizá la realista, pero faltan más elementos de juicio, como la fig. h. por ejemplo.
Los colores que utiliza son ocho, más de los que parecen a primera vista, los primarios amarillo, azul y magenta -contorno de la flor-, más los binarios naranja -flor-, el verde (dos tonos) y el morado -hueco del árbol-, más el complejo marrón.
Predomina la gama fría, azul, y templada, verde, pero lo compensa con la gama cálida de la flor y las letras dibujadas en color naranja también, Hay equilibrio cromático.
La escena está en equilibrio inestable, pesa más la zona derecha del papel donde se situa el árbol y la flor, pero queda algo compensada por el doble línea de la dedicatoria en la parte izquierda,
 

Nuria, 2º, 7/8 años.
846.jpg
Manzano.

Árbol dibujado sin motivación. Tronco de buen tamaño, recto, con desviación de tres ramas y frutos de manzanas -figura el nombre del árbol, manzano escrito al pie del árbol.
Es de destacar el acabado del contorno del árbol simulando hojas y la rama que sale a medio tronco con una hoja verde.
El colorido es convencional, el tronco marrón, la copa verde y las manzanas rojas. Etapa de esquema de color. 
El esquema del árbol descansa sobre el borde inferior del papel, línea de tierra implícita.

Nuria, 2º, 7/8 años.
847.jpg
EL peral, un árbol en otoño.

La motivación, haya sido la que fuera, ha surgido efecto, la niña ha dibujado un árbol, el peral escribe al pie del dibujo, con las hojas cayendo, en el aire y en el suelo.
El esquema es de mediano tamaño, el tronco grueso y recto, diversificado en cuatro ramas, Las hojas son de color amarillo y marrones.  
Ha  dibujado plano, un prado de color verde.
Estamos en la etapa de esquema de color.
Se aprecian trazos más oscuros simulando las rugosidades del tronco.
 

Silvia. 2º, 7/8 años.
848.jpg
Ärbol.

Árbol típico con tronco marrón y copa verde. Destacan las 9 ramas que salen en la copa del árbol, los frutos, manzanas con hojas verdes pequeñas, la corteza marrón oscura que le ha puesto arriba y abajo del tronco. Hacia la mitad del tronco ha dibuja dos círculos concéntricos, que en la reproducción apenas se ven, como queriendo dibujar un nido de pájaro carpintero.
Los trazos marrones, medio y oscuro parecen querer reproducir la aspereza de la corteza del tronco.
El esquema del árbol es de gran tamaño ocupando todo el papel en sentido vertical.

Silvia, 2º, 7/8 años.
849.jpg
El árbol en otoño.

Árbol de tronco regular, recto, de buen tamaño. LLama la atención el que haya puesto lluvia, sol y arco iris, con los colores azul medio, azul fuerte, rojo, azul medio, morado, rosa, otra vez azul medio y verde. También que haya pintado el cielo con tres azules, medio, fuerte y verdoso.
El tronco del arbol, ancho abajo, se diversifica en cuatro ramas en la copa, de las que penden aún algunas hojas de color amarillo, otras caen al suelo, aunque las pinta en el aire. Hay un fruto rojo en el suelo.  
Estamos en la etapa de esquema de color, a cada esquema su color.
Pinta plano, de color verde musgo, parcialmente. El árbol descansa sobre el borde inferior del papel, parte sin pintar.
 

Sara, 2º, 7/8 años.
853.jpg
Árbol.

Árbol típico con frutos. Tamaño mediano. Poca intensidad de trazo, o sea tono vital de normal a bajo. El esquema del árbol tiene el tronco robusto. No tiene ramas pero si raíces (líneas de lapicero negro en la base que se abre en abanico). La copa parece dibujada en un diseño estereotipado, ya sabido y repetido. En el tronco tiene dibujado un círculo negro, seguramente queriendo representar el nido de un pájaro carpintero.
Los colores están bien aplicados, tronco marrón, copa verde, frutos de tonos rojos -en contraste con el verde de la copa- y amarillos. Etapa de esquema de color

Sara, 2º, 7/8 años.
854.jpg
El árbol en otoño.

Esquema de árbol muy sencillo. Se limita a añadir unas hojas cayendo. El árbol muestra unas ramas cortadas y unas raices muy similares, aunque a éstas no las limita por abajo como diferencia. Pinta ademas un círculo oscuro en el tronco, a media altura, como si fuera un nido de pájaro carpintero.
Ni dibuja línea de tierra ni plano.
Los colores que utiliza son coherentes, marrón para el tronco y amarillo para las hojas. A falta de otros elementos en que emplear el color, coloca una serie de segmentos de color verde, rojo, rosa, naranja, amarillo, verde, morado, marrón, azul, verde, rojo y azul otra vez, alrededor del título del dibujo "El arbol en otoño". Tenemos aquí todas las gamas completas, cálida, fría y templada, más el complejo marrón.
Por este solo dato del color del árbol podemos incluirlo en la etapa de esquema de color.   
 

Daniel, 2º, 7/8 años.
855.jpg
Árbol.

Árbol pintado sin motivación, de grandes dimensiones, ocupa casi todo el papel en sentido vertical. El tronco es amplio y se abre un poco en la base. En la copa el tronco se divide en cinco ramas. La copa es una elipse de una línea continua. Dentro tiene frutos rojos con una hoja cada uno. De la parte superior del tronco sale una rama con un nido de pájaro.
El tamaño grande nos informa de que se tiene en buena estima.
Los colores utilizados son coherentes con la realidad, se encuentra en la etapa de esquema de color.
No pone línea de tierra ni plano, aunque coloca el árbol perpendicular al borde inferior del papel, sin llegar a tocarlo.
 

Daniel, 2º, 7/8 años.
856.jpg
Un árbol en otoño.

Esquema de árbol, acompañado de pájaros, cuatro dibujados con el garabato nº 13, presilla, y otro con un esquema más completo, ovalos para el cuerpo la cabeza y las alas, y triángulos para el pico y la cola. Estamos pues en la etapa esquemática. El tronco es robusto, ancho -tiene hacia la mitad un círculo representado seguramente al consabido nido de pájaro carpintero-, y acaba en cuatro ramas que a su vez se diversifican en otras ramas, donde se insertan cuatro hojas, mientras otras cuatro están cayendo por el espacio sin llegar al suelo. Otra rama , más estrecha, sale de debajo de las otras, con una hoja al final de su trazado. El tamaño del árbol es más bien grande.
Llama la atención lo expresivo del trazado, fuerte, negro intenso -lo pinta con ceras.
El árbol tiene tres colores coherentes, marrón el tronco, amarillas y marrones las hojas. El pájaro está pintado de negro y naranja el pico.
Al no haber dibujado más esquemas, Daniel, traza segmentos de color alrededor del título del dibujo. Verde claro, morado, naranja, amarillo, morado, verde oscuro, verde claro, morado, verde claro, morado, amarillo intenso y morado otra vez.
Completa las gamas fría, cálida y templada. Se encuentra en la etapa de esquema de color pero no se resiste a aplicar el color por gusto, color emocional.
No dibuja ni línea de tierra ni plano pero coloca al árbol perpendicular al borde inferior del papel, sin llegar a tocarlo.
 

Juan Carlos, 8 años.
946.jpg
"Un árbol".

Árbol muy sencillo compuesto de un diagrama rectangular para representar el tronco, con dos líneas curvas, g. b. 5, en la base que podrían ser o raíces o parte de una línea de tierra, y una copa ovalada limitada por una presilla múltiple, garabato número 14. Este garabato, la presilla, es en realidad, como decimos en otros casos, una cicloide prolongada. Pues bien las que ha dibujado Juan Carlos son cicloides normales, sin prolongación, es decir no se cruzan en lazo por debajo. Es un caso no previsto por Kellog que lógicamente no puede abarcar todos los casos de la expresión infantil, dándose excepciones como este caso.
La expresión de este niño se puede situar en la etapa esquemática pero resulta atrasada para su edad por la sencillez y lo poco que ha dibujado.
El trazo, de intensidad normal, denota un tono vital asímismo normal.
El tamaño es muy grande ocupa todo el espacio del papel en sentido vertical, la mayor dimension de la hoja, dejando arriba sólo el espacio para sus datos.
Los tonos utilizados son el marrón para el tronco y el verde para la copa, datos únicos por los que podemos situar el cromatismo en la etapa de esquema de color.
El esquema está casi centrado en sentido vertical y horizontal, en este caso ligeramente inclinado a la izquierda. Se acerca a un pronóstico de equilibrio en el niño.
 

Abel, 6 años.
953.jpg
Plantas, árbol.

Árbol compuesto por diagramas rectangulares y triangulares. El tronco tiene hecho todo el contorno, del tronco y las ramas, de una vez. El diagrama rectangular del tronco se flexibiliza para hacer al mismo tiempo una rama también rectangular y unas raices en la parte inferior y unas ramas en la parte superior en forma de triángulos ambas. En realidad estos triángulos, para ser exactos, serían angulos unidos al tronco que haría de tercer ángulo. 
La flexibilización del tronco podría indicarnos que se haya en el inicio de la etapa realista.
Cuenta el tronco con dos nidos en forma ovalada o circular uno, colgando de la rama, y otro excavado en el trondo. Dentro de este último hay unos pequeños garabatos no identificados. El otro tiene dibujadas una serie de rectas que se cortan perpendicularmente formando cuadrados. Cerca vuela un pequeño pájaro o insecto compuesto por un diagrama pequeño oval para el cuerpo y otro tambien oval cruzándolo formando las alas.
La copa es un diagrama oval imperfecto o mal configurado o una línea simple curva, g. b. 5, que va de una parte del tronco a otra encerrando trazos múltiples, en sentido horizontal y diagonal, gs. bs. 7 y 8, para darle el color.
Los garabatos de línea multiple que ha utilizado para dar color al tronco, las raices y las ramas, son los números 6, 7 y 8,
El trazo es normal, salvo en el diseño del nido colgando que es más intenso.
El tamaño es muy grande, típico de los niños hápticos, que gustan de las grandes formas.
Los únicos colores que ha utilizado son el verde, el amarillo, un trazo anaranjado y el marrón. Le falta la gama fría.
Debe encontrarse en la etapa de esquema de color.
No dibuja línea de tierra ni plano, Sitúa las raices del árbol muy cerca del borde inferior del papel, al que debemos considerar línea de tierra implícita.
La composición, en realidad el único esquema del árbol, está casi centrado y casi equilibrado, con una tendencia hacia el lado derecho del papel, según mira el espectador.

Laura, 7 años.
2379.jpg
Paisaje de árbol y familia,

Vamos a analizar a partir de este dibujo una tanda de ellos producto de un socorrido e interesante ejercicio de motivación con la idea de comprobar la eficacía de este recurso didáctico. El tema elegido, también muy socorrido, es el del árbol, para lo cual la profesora, alumna en prácticas de la Escuela de Magisterio, ha elegido contarles el cuento del árbol bueno y el árbol malo. Este cuento ya se ha comentado e incluso hay dibujos en este apartado de "LOS CUENTOS". De una manera resumida diremos que consiste en lo siguiente: Un pajarito con el ala rota no puede viajar en el invierno a un clima más cálido y decide buscar refugio en algún árbol. Todos lo rechazan excepto tres árboles que desde entonces conservan sus hojas todo el invierno y a los otros se les caen". 
Analizamos a continuación este primer dibujo.
El árbol, que es nuestro principal interés, dados los antecedentes, se limita a tener dibujado un tronco hecho con un diag. rectangular (el lado superior está sustituido por la parte inferior de la copa) con un agujero nido de un pájaro carpintero, típico en el dibujo de los niños. La copa es un diag. entre circular y oval con tres frutos rojos, gs. bs. 20.
La "familia" que ha dibujado a la izquierda, enriqueciendo el tema propuesto por la maestra, está compuesta por tres figuras (padre, madre e hija). Tienen la cabeza hecha con un diag. circular, los ojos son pequeños circulitos gs. bs. 20, y la boca es el clásico g. b. 5, con el seno hacia arriba en el tradicional gesto de sonrisa.
Los cabellos son de izquierda a derecha, los dos primeros curvas pegadas continuas y los de la figura masculina una pequeña línea múltple curva, g. b. nº 9. 
Los cuerpos son diag. ovales,
Los brazos, que están dirigido ambos hacia el árbol, parecen indicar que la niña los ha querido dibujar de perfil -fallando las cabezas de frente-. Están hechos con curvas gs. bs. 5, cerradas. Empiezan y terminan en el cuerpo  Un círculo, g. b. 20, en cada una de las figuras parece querer representar a una mano en cada una
de estas figuras.
La parte inferior de las fig. femeninas es un diag. triangular cortado (trapecio). La de la figura masculina son dos piernas hechas con diag. rectangulares.
A ninguna les dibuja pies, lo cual es atrasado. 
Debajo de los personajes hay una línea múltiple horizontal, g. b. 7, de color verde para representar el suelo, un prado. Tiene una serie de gs, bs. 5, que podrían querer representar la hierba.
Aunque los brazos hacia un lado los dos son un item avanzado el restro del dibujo pertenece a la etapa esquemática. Lo cual es atrasado para su edad, con respecto a otros alumnos de sus mismos años.
Los colores utilizados son el primarios rojo, los binarios naranja y verde (dos tonos), el matiz rosa y el complejo marrón. No hay tonos azules. El predominio de colores cálidos indica un carácter alegre de la niña. Si nos atenemos solamente al árbol habría que situarlo en la etapa de esquema de color.
El plano ya está indicado. Aún dibuja los esquemas en la línea de la parte superior, como si fuera la línea de tierra.
El trazado es intenso, señal de un buen tono vital.
Los tamaños son más bien pequeños, inclinados algo a la timidez. 
Las proporciones, intencionadas o no (en el caso de la familia si lo parece) son correctas.
No hay composición, la parte derecha está vacía. La situación a la izquierda es señal de añoranza del pasado, de la infancia protegida.
 

Laura, 7 años.
2380.jpg
Árbol con pequeña casa.

Es evidente que en este caso no ha funcionado la motivación. La motivación es una técnica que requiere estudio y plantearla bien, en el momento adecuado, con una buena exposición de ideas, y sobre todo de imágenes, etc.
Observamos en este dibujo que la niña ha prescindido de las figuras hs. dibujadas en el anterior. Quizá por centrarse más en el tema propuesto.
La profesora les ha contado el cuento del arbol bueno y el árbol malo, con su moraleja final, pero nos tememos que no les ha enseñado imágenes de los diversos tipos de árboles de hoja caduca o de hoja perenne, a juzgar por los resultados. Ni les debe haber explicado los distintas formas del tronco de las ramas, de las hojas y de sus frutos, ni de los animales que pueden poblar el árbol o los tipos de nidos. En fin...
El dibujo de esta niña ha ganado en tamaño, posiblemente por darle más importancia al tema que le han pedido dibujar, y ha ganado en frutos, quizá por que tiene más sitio para dibujarlos, ha colocado once en lugar de los tres anteriores.
El árbol es del tipo de los más frecuentes, tronco hecho con un diag. rectangular, con un agujero en el centro como nido de pájaro carpintero (es más facil de dibujar que el otro tipo de nido hecho con ramitas pequeñas y barro, etc.), la copa es un diag. oval con unos frutos redondos de color rojo. Parecen manzanas.  
Presenta la novedad de dibujar una casa arriba a la izquierda. Nos dice su profesora, alumna en prácticas, que quizá se debe a que en el cuento se habló de que el pajarito buscaba casa.
La casa está hecha con un diag. rectangular y con un diag. triangular encima. La chimenea es otro diag. rectangular mal ubicado en el tejado. Las dos pares de líneas curvas, casi paralelas, diverjestes, indican caminos que conducen a la puerta de la casa. Esta puerta si estuvo dibujada no se aprecia al estar coloreada fuertemente de azul la fachada.
Esta idea de perspectiva nos puede indicar que se encuentra al final de la etapa esquemática o principiode la realista. Pero al no tener más esquemas que nos confirmen esta clasificación no podemos asegurarlo.
Los colores utilizados son los primarios rojo, amarillo y azul y el binario verde, más el complejo marrón. Maneja las tres gamas pero el cromatismo es escaso, porque aunque el tema dibujado no da para más podría haber enriquecido el dibujo con más esquemas. Se encuentra, solo por el árbol, en la etapa de esquema de color.
Utiliza el borde inferior del papel como línea de base implícita, y la casa de arriba, como si fuera al fondo, no nos asegura que haya hecho esta perspectiva, del efecto de alejamiento, de una manera intencionada.
El trazo es más bien intenso, señal de un buen tono vital.
El tamaño de objetivo principal, el árbol, es muy grande. Ocupa toda la hoja en sentido vertical. Es señal de una buena autoestima. Pero la casa es muy pequeñita, y en el dibujo anterior las figs. hs. no eran grandes de modo que tendríamos que analizar bastantes más dibujos para estar seguros de su significado.
No hay composición. El esquema del árbol es simético y casi equilibrado.
 

Sonia, 2º.
2382.jpg
Sol, nubes, pájaros y árbol.

El primer dibujo de Sonia lo hemos colocado en la "sala" "Plantas. Flores", porque había dibujado algunos de estos esquemas de los que hasta ahora  tenemos pocos ejemplares. De todas formas lo tendremos en cuenta para analizar el resultado de la motivación.
El sol y las nubes son iguales en su construcción pero en este caso dibuja 5, cuatro más que en el anterior dibujo. Diag. circular para el disco solar y gs. bs. 2, 3 y 4 para los rayos solares, como de constumbre. Las nubes tienen una forma más o menos ovalada hecha con gs. bs. 5, curvas unidas y continuas.
En el dibujo anterior colocaba once frutos y dos flores apenas visibles, en este ninguna de los dos elementos, pero ha coloreado de negro don formas ovaladas, cercanas al g. b. 16, círculo de línea múltiple, pensamos que queriendo hacer nidos de los pájaros. Estos se ven fuera de la copa con un esquema ambos consistente en una forma triangular para el pico, unos gs. bs. 20 para la cabeza , dos puntos, g. b. 1, para cada par de ojos y un cuerpo ovalado hecho con una curva g. b. 5, que empieza y termina en la cabeza del ave.
El tronco es igual que el anterior, un diag. rectangular.
El anterior dibujo tenia dibujado un prado y cinco o seis flores, dos o tres apenas se veían por su trazado de tono débil.  
Éste presenta una línea quebrada, dibujada por encima del árbol, con los extremos extendidos hasta el suelo, parecida al g. b. 12, línea en zig-zag u ondulada (la denominación geométrica quebrada parece desconocida para la autora R. Kellogg cuyas clasificaciones estamos siguiendo).
Por los esquemas de los pajaritos diríamos que se encuentra en la etapa esquemática. Atrasada si la comparamos con otros niños de su edad.
Los colores utiizados son los primarios rojo y azul y los binaros naranja y verde, más el complejo marrón, El cromatismo es escaso, pero casi suficiente para lo que ha dibujado, aunque podría haber coloreado el suelo y el cielo. Normal para su edad lo que ha hecho. Por las nubes y el árbol se encontraría en la etapa de esquema de color.
Ha usado el borde inferior del papel como línea de base implícita. Recurso atrasado.
El trazado de línea es intenso, señal de un buen tono vital.
El tamaño del árbol en este caso es grando lo que supondría señal de buena autoestima, pero el anterior era más pequeño, lo cual significa que haria falta bastantes más originales para determinar la media.
El dibujo casi es simétrico y casi equilibrado, a no ser por el sol y los pajaritos.
 

Estela 2º,
2383.jpg
Paisaje con árbol, sol y nubes.

Dibujo muy simple. El esquema más detallado es el sol. Utiliza un cuarto de diag. circular para situar el disco solar en la esquina superior deracha. Ha dibujado el ojo que corresponde con un círculo g. b. 20, y un punto dentro, g. b. 1, como pupila. La nariz es una curva g. b. 5, que ha colocado con cuidado justo en medio de la cara solar, es decir la mitad en el lado izquierdo del borde derecho del papel. La boca es un curva (no se ve entera), g. b. 5, con el seno hacia arriba, en el tradicional gesto de sonrisa. Y otra curva o segmento pequeño, g. b. 5 o 4, en el extremo de la boca que se ve, muy bien visto, pues es el pliegue que suele tenerse en la cara. Ha tenido la idea de dar colorete, rojo, a la cara solar, en la mejilla que se ve. Los rayos solares están hechos con gs. bs. 4 convergentes formando ángulo. Los ha colocado en un orden de grande y pequeño alternativamente, en plan ornamental.
Las seis nubes que dibuja tienen una forma más o menos ovalada, están hechas, el contorno, con gs. bs. 5 y 12, líneas curvas unidas o líneas en zig-zag.
El árbol tiene de interés el que dibuje el tronco y dos rarmas divergentes que salen de la parte superior del tronco de un solo trazo continuo. Es la derivación, modificación o desarrollo del primitivo diag. rectangular originario del tronco. La copa también más o menos ovalada o redondeada tiene hecho el perímetro dibujado con una línea quebrada, g. b. 12.
Un línea, g. b. 3, cubre de lado a lado del papel, interrumpiendose, correctamente, al llegar al árbol, como si fuera una línea de tierra.
Por el detalle del tronco del árbol, podría estar al principio de la etapa realista pero nos parece poco dato para situarlo con certeza.
Los colores utilizados son los primarios azul, rojo y amarillo (mezclados en el coloreado de la cara solar), y binario verde, más el complejo marrón. Utiliza las tres gamas, aunque dos tonos mezclados, y como el tema dibujado no le daba para más, salvo que pintara el cielo o algún otro esquema más, pues es casi suficiente. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
Hay que hacerle notar la mezcla de color que ha realizado, sea consciente o no, el rojo más amarillo, dos primarios, produce el binario naranja. 
Debajo de la línea de tierra colorea de verde hasta el borde inferior del papel para representar un prado. El árbol sin embargo no está sobre el plano sino sobre el borde inferior del papel, línea de tierra implícita.
El trazado de línea es de intensidad normal tirando algo a fuerte. Signo de un tono vital de las mismas características. 
El tamaño de los esquemas es normal exceoto el sol algo grande en comparación con él árbol. 
La composición es asímetrica y el equilibrio inestable. Curiosamente, no lo hemos dicho antes este dato, si pasamos un eje virtual, vertical, por el centro del árbol la proporción entre los lados que divide el dibujo estaria muy cerca de la proporción aúrea. Proporción que se da constantemente en el arte (clásico) y es producto esencial de la estética. Naturalmente en la niña habrá sido casual o sencillamente le gusta esta división del espacio, aunque sea incoscientamente sentida.
 

Estela, 2º
2384.jpg
Arbol frutal en un prado con nubes, sol y pájaros.

Con respecto al anterior han cambiado pocas cosas. La estructura de los esquemas es la misma. Las nubes son iguales aunque ha dibujado una menos y coloreado dos menos. El sol es igual pero ha perdido las facciones humanas colocadas en el anterior. También es más pequeño.
Como novedad ha dibujado once pájaros en su esquema más simple, uno de ellos es una presilla, g. b. 13, o cicloide prolongada, los demás son dos curvas, gs. bs. 5, unidas. También ha colocado quince frutos, peras nos informa la profesora y así parecen. Están construidas con dos curvas unidas y opuestas por el seno. Todas tienen un rabo o pedúnculo y doce de ellas presentan un círculo dentro, que podría ser la indicación de la semilla interna.
El árbol sigue siendo de igual construcción y estructura, pero más grande. El tronco primitivo, el que hacen primero los niños, se ha modificado para acabarlo en dos ramas bifurcadas. Demasiado gruesas, sobre todo una. El tronco en su base es menos grueso que la parte superior. Incorrecto.
Hacia la mitad del tronco ha dibujado el clásico nido de cuco (es más fácil que el nido más corriente hecho con pajitas o ramitas pegadas con barro). Este nido dibujado se compone de dos círculos gs. bs. 20, concéntricos, uno dentro del otro.
Podría encontrarse en el inicio de la etapa realista, pero nos faltan elementos para hacerlo con seguridad.
El colorido es escaso, utiliza el primario azul y el binario verde (tono claro), el matiz rojo anaranjado y el complejo marrón. Por estos datos habría que stuarlo en la etapa de esquema de color.
El espacio está representado por un plano de color verde (prado) debajo de una línea horizontal, ondulada, g. b.12, que va de un lado al otro del papel interrupiendose, acertadamente, al llegar al arbol, con lo cual éste queda por delante, pero no sobre el plano sino ubicado sobre el borde inferior del papel, línea de tierra implícita. 
El trazado de línea es suave en algún caso y en su mayoría normal o algo intenso. Indicando un buen tono vital, aunque un poco variable.
El tamaño del árbol es muy grande sobrepasa su altura el límite del papel por arriba. En los casos en que el tema principal se comporta así es porque lo demás no tiene mucha importancia así que no es aconsejable, en nuestra opinión, analizar este tema en estos casos.
La composición del esquemático paisaje, es casi centrada, casi simétrica y casi equilibrada. En el lado izquierdo hay una nube menos y un pájaro más y naturalmente carece de sol, no  puede haber dos, con lo cual el equilibrio es inestable.
 

David, 2º.
2385.jpg
Paisaje de árbol frutal en un prado y sol.

La impresión que da este dibujo es de delicadeza.
El colorido del cielo está logrado por el procedimiento de aplicar el plano de la pintura, bien de cera o de pastel, con lo que se consigue cubrir grandes espacios con poco esfuerzo.
El sol está coloreado y fijándonos con atención se ve coloreado, no dibujado, de color amarillo, el disco solar y los rayos, diag. circular y gs. bs. 2, 3 y 4.
El árbol está desproporcionado. El tronco es muy grueso y la copa muy pequeña. El tronco está construido con un diag. rectangular y la copa está conseguida con una curva g. b. 5, que empieza en un lado de la parte superior del tronco y acaba en el lado opuesto. Dentro ha dibujado frutos de color rojo, con gs. bs. 20, círculos imperfectos.
Una línea multiple horizontal, g. b. 7 sirve para colorear el suelo, la típica pradera verde. Unos gs. bs. entre el 2 y 4 sirven para representar la hierba.
Al no haber más esquemas no podemos por solo estos asegurar en que etapa se encuentra, podría ser la esquemática.
Los colores que utiliza son escasos, los primarios azul, amarillo y rojo, el binario verde y el complejo marrón. A pesar de ser escasos emplea las tres gamas. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
El espacio entre el cielo coloreado y la pradera, el suelo, lo ha dejado en blanco. Este es un problema de perspectiva que los niños no logran entender y representar hasta edades mas avanzadas.
El trazado del dibujo se encuentra entre lo normal y algo débil. Denotando este tipo de tono vital.
El tamaño del esquema es mediano, significando una autoestima normal.
Como hemos dicho en anterior dibujo si trazamos un eje vertical virtual entre el espacio a la izquierda del árbol y el de la derecha se encuentra cerca de la proporción áruea, que tiene unas cualidades matemática extraordinarias y que se da en casi todo el arte clásico desde la antigüedad hasta nuestros días. Suele ser innata el los artistas plásticos. En el niño desde luego es inconsciente.
 
 
 

David, 2º
2386.jpg
Árbol frutal con pájaros, flores y sol.

Casi todos los esquemas de árboles de los niños suelen ser muy parecidos. Quizá esto se deba a que se copian entre ellos y sobre todo porque los cuadernos que se editan para que los niños coloreen es, a mi entender, un error, porque a los niños sólo se les deja la aburrida labor de llenar de color una forma que les viene ya dada. Se les quita libertad, no se fomenta la creatividad, y se les da un modelo muy sencillo del que los niños no pueden aprender nada. La variedad de árboles en la realidad es muy grande y el representarlos en dibujos nos puede dar una gran información. Hace poco leí en un artículo científico que la memoria de imagenes es superior a la memoria de palabras, la llamada intelectual. Un poeta y pedagogo dijo: dibujar y pintar las cosas es como conocerlas.
Pues bien, de vez en cuando, sin embargo, nos sorprende el dibujo de algún niño. En este caso el niño, David, ha recurrido a una solución digamos conceptual. El dibuja primero el árbol como siempre y casi todos, un diag. rectangular para el tronco y una forma más o menos ovalada para la copa, pero luego piensa que el árbol tiene frutos en las ramas y va y las dibuja, las ramas, que salen de la copa y lo frutos saliendo de las mismas. Las ramas son bidimensionales hechas con dos líneas paralelas gs. bs. 4 que cierra en su punta con curvas, gs. bs. 5.
Una serie de curvas gs. bs. 5 con el seno hacia la rama, a uno y otro lado, representan las hojas, unos pequeños segmentos rectos, gs. bs. 4, líneas sencillas diagonales, hacen de pedúnculo de los frutos que son gs. bs. 20, círculos imperfectos. Algunos más de estos frutos los situa colgando del borde superior de la copa, con dirección hacia dentro.
Tiene otros esquemas como el sol. Un sol clásico compuesto por un diag. más o menos circular y los rayos solares representados por gs. bs. casi todos nºs 4.
El cielo está coloreado aplicando gs. bs. de línea múltiple horizontal, nº 7.
Las flores que crecen verticalmente de la línea de tierra están dibujadas con un simple círculo también g, b. 20, y los tallos son gs. bs. 2.
Tiene dibujados hasta cinco pájaros pero dos de ellos no se perciben bien, uno está sobre otro color y el segundo está dibujado sólo a lapiz y de muy pequeño tamaño, por eso no los analizamos, hay dos, dibujados en el espacio,  que pertenecen a la etapa esquemática, tienen la cabeza hecha con un g. b. 20, con uno o dos ojos, gs. bs. 1, el cuerpo también pero ligeramente modificado para acercarse a la forma real. Las alas, o las colas, un pico y las patas están hechas por parejas de gs. bs. 4 formando ángulos. El último y mayor de ellos, dibujado sobre una rama tiene la cabeza igual con un ojo g. b. 1 y una boca (ademas del pico, error comprensible en un niño), g. b. 3. El cuerpo tiene ya flexibilizado el primitivo esquema y ha hecho a la vez el propio cuerpo la cola y las patas. El pico es un curva de lados largos que empiezan y terminan en la cabeza y el cuerpo del pájaro. En la cola coloca varias curvas, gs. bs. 5, con el seno hacia dentro para indicar las plumas. Al niño no le importa que no se parezcan a las plumas de la realidad, como casi todo su dibujo, pero se conforma porque es consciente de sus limitaciones. El dibuja lo que puede y lo resuelve, porque cada representación es un problema a solucionar, como puede también.
Por algunos detalles como el cuerpo del pájaro mayor podría estar al principio de la etapa realista. Pero sería mejor esperar a tener más items que nos lo aseguraran.
Los colores utilizados son los primarios azul, amarillo y rojo, los binarios verde, violeta y naranja (estos dos últimos en las flores), el matiz rosa, más el complejo marrón, inevitable cuando se pinta un árbol. Está bien el colorido aunque falte por lo menos el verde del prado y parte del cielo, pero hace las tres gamas y los colores principales del círculo cromático. Seguramente que no lo hace conscientememnte pero es natural que los emplee porque son las más llamativos, el resto son colores complejos que hay que fabricar por tricomías. Más raros de entender. Se encuentra en la etapa de esquema de color.  
Hemos dicho que no colorea el plano que lógicamente podría hacer debajo de la línea de tierra, g. b.3 prolongado, sobre la que sitúa el árbol y las flores. Emplear sólo este recurso es atrasado. Puede que el niño lo sepa pintar y que no lo haya hecho porque se haya cansado o crea que no es importante.
La motivación ha funcionado en el sentido de que ha dibujado más items. Las ramas, los frutos, las flores y los pájaros.
El dibujo es casi simétrico y casi equilibrado.
 

Katherine ¿? 2º
2387.jpg
Árbol en un prado con flores, nube y sol

Nos informa la profesora de esta niña que es muy espabilada en todos los sentidos, especialmente para la lectura. Quizá el arte no requiera que sea uno espabilado, generalmente necesitan un mecenas o un "marchant" para vender su obra. Nos parece que para ser artista se requiere interesarse por el objetivo, estudiarlo, probar a resolver los problemas de medida y color, o si es obra de escultura verlo desde todos los puntos de vista, requiere concentración, paciencia. La palabra espabilado nos rememora facilidad, rapidez, etc.
La inteligencia del artista es de otra naturaleza.
El presente dibujo es muy corriente y simple. El sol es el clásico diag. circular para el disco solar y gs. bs. 3 y 4, para los rayos solares.
La nube es una forma más o menos ovalada, hecha con curvas, gs. bs. 5, unidas. Estas curvas recuerdan a las curvas cicloides generadas por la trayectoria de un punto de una rueda que rueda, dando una vuelta completa, sin deslizarse. El recorrido sobre el plano es igual a la longitud de la circunferencia.
El árbol tiene el tronco construido por dos gs. de línea sencilla nº 4, con lo que la base inferior se encuentra en el borde inferior de la hoja de papel y el superior es la copa del árbol. El resultado es un tronco de cono curvo por un lado porque ya sabemos que los niños no puede controlar totalmente el trazado.   
Ha trazado una línea horizontal, g. b. 3, que va de un lado a otro del papel, interrumpiéndola correctamente al llegar al árbol, como línea de tierra y debajo a coloreado de verde el espacio desde esta línea al borde inferior del papel.
Tiene dibujadas, medio borradas, tres flores idénticas a otras que hemos visto en otro dibujo. Es frecuente que los niños se copien los nuevos esquemas, siempre que la copia no sea excesiva o continua. Estas flores están dibujadas con unos círculos, gs. bs. 20, sobre vástagos, gs. bs. nºs 2, y unas curvas, g. b. 5, con los senos hacia dentro para los pétalos, en una de ellas, las otras tienen dibujados gs.bs. 2, 3  y 4, en una de ellas y en la otra estas líneas están formando ándulos por parejas.
Al no haber más elementos no podemos asegurar en que etapa se encuentra, posiblemente en la esquemática.
Los colores utilizados son los primarios azul y rojo y el binario verde, más el complejo marrón. Son pocos tonos porque no ha coloreado ni el cielo ni las flores y tampoco ha dibujado más elementos. Se encuentra en la etapa de esquema de color.     
Ha dibujado plano, pradera verde, como hemos comentado, pero el árbol y las flores las ha colocado en el borde inferior del papel, línea de tierra implícita, recurso ya superado.
El trazo, excepto las flores que parecen medio borradas es intenso, señal de un buen tono vital.
El tamaño del dibujo es normal, lo que indica igual autoestima.
El esquema del árbol es simétrico, como suelen ser, pero el dibujo no y además no es equilibrado el conjunto. Hay más esquemas en el lado izquierdo que en los garabatos indicaba añoranza del hogar, de la infancia.
 

Katherire ¿? 2º
2388.jpg
Árbol, montaña, pájaros, nubes y sol

El segundo dibujo de esta niña sigue siendo muy simple. La diferencia con el primero es: colorea el sol mejor, de amarillo, hace cuatro nubes más, dibuja cuatro pájaros muy esquemáticos, una montaña muy grande y en el árbol dibuja un par de ramas. En cambio no dibuja plano, quizá pensando que lo sustituye la montaña.
El sol dibujado es el clásico diag. circular para el disco solar y los gs. bs. 2, 3 y 4 para los rayos solares.
Las nubes son iguales a la del dibujo anterior. Una forma más o menos ovlada hecha con curvas continuas, unidas, gs.bs. nº 5.
Los pájaros son el garabato llamado presilla por la autora R. Kellogg. Una de ellas se cruza por debajo formando la imagen similar a un churro, en realidad es, en geometría, una cicloide prolongada, como ya hemos indicado en varias ocasiones.
El contorno de la montaña es una línea en zig-zag, en geometría diríamos quebrada. De esta línea hacia abajo, hasta el borde inferior del papel colorea el espacio de marrón. Parece ser que la niña se decide por pintar la montaña de marrón para diferenciarla del prado que siempre, en Asturias, lo colorean de verde.
El árbol es igual al anterior, dos líneas  gs. bs. 4, una de ellas no es recta pero creemos que es por falta de control del trazo del niño. Así el tronco del árbol resulta cónico, o cónico troncado. Como hemos dicho más arriba realiza dos ramas con líneas rectas paralelas a pares, gs. bs. 4. Sigue haciendo frutos rojos con gs. bs. 20.
Con lo que contamos de esquemas no pasaría de la etapa esquemática.
Los colores que utiliza son los primarios amarillo, rojo  y azul, el binario verde más el complejo marrón (producto de una tricomía). Podría haber coloreado el cielo pero no lo hace. Les resulta complicado dar color al cielo teniendo que respetar los esquemas del sol, las nubes y la montaña. Tampoco ha dibujado más esquemas de modo que colorea casi lo justo. Sin embargo a utilizado las tres gamas cromáticas. Se encuentra en la etapa de esquema de color.  
El plano que hace es pues la montaña, detrás del árbol, la cuestión es que dibuja el tronco del árbol del mismo color que la montaña. Para diferenciarlos hace ligeramente más intenso el color del tronco.
El trazado es fuerte, señal de un buen tono vital.
El tamaño es grande, significativo de una buena autoestima. 
El dibujo en general tiende casi a la simetría pero inestable. Hay distintos "pesos" a la izquierda y la derecha.
 

Andrea, 2º
2389.jpg
Árbol frutal en otoño, con sol, nube, y flor.

Aquí tenemos otro árbol clásico con la novedad de que se le caen las hojas, suponiendo por tanto que se ecuentra en otoño. También tiene dos ramas dibujadas, pero esto no es novedad, algunos otros niños las han dibujado también, quizá éste las ha hecho más complejas, ambas se ramifican.
El sol es al típico sol construido con el diag. circular para el disco solar y los gs. bs. 4, para representar a los rayos.
La nube, una forma más o menos ovalada, tiene hecho el contorno con gs. bs. 5, curvas unidas.
El tronco del árbol está hecho con dos líneas verticales, gs. bs. 2, que se curvan en la base. Dentro del tronco ha dibujado un nido de pájaro carpintero, a lo que son muy aficionados los niños. Lo ha dibujado con un g. b. 20, círculo imperfecto y otro garabato en su interior en forma de espiral, nº 15.
Las ramas están hechas con gs. bs. 4, paralelas por pares para hacer cada una de las ramas y sus ramificaciones.
Los frutos son gs. bs. 20.
Las hojas que estan en el aire, que caen, y las del suelo, están hechas con un g. b. 2, como pedúnculo y nervio central y dos curvas o mejor unas curvas que se cierran para conseguir la forma alveolada de las hojas.
La flor está hecha con un g. b. 2 para el tallo con otro 4, sin finalidad aparente, el centro de la flor es un g. b. 20, y los pétalos son curvas gs. bs. 5, con el seno hacia dentro.
El suelo está coloreado de verde con un g. b. de línea múltiple nº 7, que interrumpe correctamente al llegar al árbol.
Por estos solos esquemas podría estar en la etapa esquemática.
Los colores empleados han sido los primarios rojo y el amarillo, los binarios verde y naranja, más el complejo marrón y el gris (negro aplicado suavemente). Está escaso de color. Se encuentra en la etapa de esquema de color, con el error de dibujar los rayos solares con rojo.
Ya hemos comentado que hace plano aunque el árbol parece no estar dentro de él, sino sobre el borde inferior de la hoja de papel.
Curiosamente este dibujo también parece estar en proporción áurea si pasamos un eje entre el árbol y la otra parte del papel. La proporción áurea, recordemos indica que la parte menor es a la mayor como la mayor a la suma de las dos. Se encuentra en todo el arte clásico y en la mayoria del diseño. Con el número pi es un número matemático de cualidades extraordinarias y que tienen los artistas como cualidad innata. La composición está en equilibrio inestable.
 

 ,

Andre, 2º
2390.jpg
Árbol frutal con nido, sol, nube y montaña.

Último dibujo de la tanda anunciada en dibujo anterior.
Todos los árboles son similares, con ligeras variantes. En el actual destaca que ha dibujado un nido de pájaros con tres huevecillos.
Con respecto al anterior, el primer dibujo que hizo en la experimentación de motivación, ha perdido las hojas que caen, el suelo y la flor dibujada en él.
Ha ganado el item indicado del nido y la línea de montañas, segunda línea de tierra, siendo la primera, sobre la que ha situado el árbol, el borde inferior del papel, línea de tierra inplícita.
El sol sigue teniendo la misma estructura clásica del diag. circular para el disco solar y los gs. bs. 2, 3 y 4 para los rayos solares. La novedad en este caso es el mayor numero de rayos dibujados, casi no caben más saliendo del perímetro del sol.
La nube es una forma cerrada hecha con línea ondulada, g. b. 12, coloreada de azul. 
Las montañas están sugeridas por su línea de contorno que en realidad son varias líneas simples gs. bs. 4 unidas en ángulo. Tres ángulos de igual construcción pero más pequeños y de otro color, "vuelan" por el espacio. Podría querer haber hecho el niño pájaros pero no podemos estar seguros.
La construcción del árbol es igual, dos líneas gs. bs. 2, líneas verticales para hacer el tronco, ligeramente curvadas donde nacen en el suelo.
Las ramas son pares de líneas, gs. bs. 4, formando las ramas principales y sus ramificaciones.   
La línea de contorno de la copa apenas se ve, en parte tapada por el colorido. Es una forma más o menos ovalada.
Los frutos son gs. bs. 20, coloreados de rojo.
El nido es una forma amarilla ovalada con tres gs. bs. 20, representando a la nidada.
Por los datos que tenemos sólo lo podríamos situar en la etapa esquemática.
El colorido empleado son los tres primarios rojo, amarillo (el sol) y azul (la nube), el complejo marrón y el negro. Utiliza las tres gamas pero tiene un cromatismo escaso. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
Ya hemos indicado como representa el espacio o perspectiva. Un item está atrasado y el otro apuntado nada más.
El trazo es fuerte, indicando un buen tono vital.
El tamaño es entre normal y grande. Indica algo una buena autoestima.
La organización tiende a un equilibrio de balanza romana en equilibrio inestable.   

Niño entre 6 y 7 años
2473.jpg
Dibujo de un árbol

Con este dibujo comenzamos a "colgar" en esta "sala" 14 ejemplares más de dibujos del árbol que, como ya hemos comentado más de una vez, proceden de trabajos de análisis del arte infantil elaborados por alumnos de Magisterio en prácticas. 
No es de extrañar el abundante número de estos dibujos pues el árbol es un esquema universal que dibujan todos los niños. 
Nosotros solo nos atenemos a la forma y el color, es decir el estado de la expresión plástica del niño, con alguna otra pequeña aportación de tipo psicológico sencilla. Sin embargo existen numerosos tests sobre el dibujo infantil y precisamente sobre el árbol un exhaustivo análisis de Koch que exprime, después de muchos trabajos y estadísticas, todo lo que se puede deducir de este tipo de dibujos desde el punto de vista psicológico.
El dibujo de este árbol es muy sencillo. Con dos gs. bs. nº 2, líneas sencillas verticales, paralelas, hace el tronco y con un par de curvas, opuestas por sus senos hacia adentro, hace la copa de tipo lanceolada, podría ser un ciprés.
Por su edad estaría en la etapa esquemática.  
Los colores utilizados son el marrón para el tronco y el verde para la copa. A juzgar solo por estos tonos se encuentra en la etapa de esquema de color.
El trazo es normal, indicando un tono vital de estas características.
El tamaño es normal, indicando un tipo de autoestima igualmente normal.

NIña, 6/7 años
2474.jpg
Árbol con ¿maceta?

Hemos recibido este dibujo en un papel muy pequeño que quizá se pueda apreciar que lo hemos adherido a una hoja de papel formato A4, tamaño en el que conservamos todos los ejemplares. 
Tiene de novedad la maceta, eso parece ser la forma amarilla que tiene debajo. Como el árbol es pequeño no sería raro que estuviera efectivamente colocado en una maceta. 
La construcción es clásica, el tronco está hecho con dos ga. bs. nºs 2 líneas sencillas verticales que conforman un tronco rectangular y la copa es un diagrama circular u oval, o bien una línea curva, g. 5, que empieza y se cierra en cada lado del tronco. Lo que denominamos maceta es un diagrama rectangular, cuya base inferior es el borde del papel.
Como el dibujo es muy pequeño no nos parece oportuno hablar de esapacio o perspectiva.
Los colores utilizados son el primario amarillo, el binario verde y el complejo marrón. Podríamos decir que se encuentra en la eetapa de esquema de color.
Viendo el trabajo del niño con detenimiento hemos observado en el original que tiene una fig. humana dibujada en sentido horizontal y que podría estar, aunque está sin terminar, casi en la etapa realista. Esto nos lleva a especular si lo que hemos llamado maceta no puede ser un plano, por el color de arena, al pie del árbol. 
 
.     

2475.jpg

Es curioso que siendo el el árbol un esquema universal y haciéndolo los niños muy parecido unos a otros suelen tener sin embargo alguna diferenciación, algún detalle o ítem que les hace merecedores de análisis.
David ha dibujado un árbol de la clase de pinos o abetos que son típicos para adornarlos en la Navidad. Está construido por una línea quebrada, g. b. 12, adaptada al perímetro de la copa. También podría ser una combinación de gs. bs. 3 y 4. El tronco está logrado con dos gs. nºs 2, línea sencilla recta vertical.
Con dos líneas onduladas, gs. bs. 12, marca un espacio para colorearlo de verde. como es normal en Asturias donde las praderas se extienden por todo el territorio. Por eso nos extraña que debajo hay coloreado de marrón esa parte de terreno.  
Por su edad, según las teorías de Lowenfeld,  podría estar entre la etapa pre-esquemática y esquemática, como ya hemos indicado frecuentemente lo obsoleto de estas clasificaciones pensamos que se encuetra posiblemente en la etapa esquemática.
El coloreado lo ha hecho, como suelen hacerlo todos, con garabatos de línea múltiple nºs 8, líneas rectas diagonales.
El trazado es en general normal, denotando este tono vital del niño es decir normal.
El tamaño es un poco grande, lo cual se suele considerar como significativo de una buena autoestima.
Los colores utilizados son cuatro, el primario azul, para el cielo, el binario verde para la copa del árbol y la pradera del suelo, el complejo marrón para el tronco y un pardo indefinido para el resto del suelo.
Se encuentra, según estos datos, en la etapa de esquema de color.
La composición es casi centrada, simétrica y equilibrada.

Niño, 6/7 años
2476.jpg
Árbol con ramas en pradera

Un delicado dibujo por el color y con gusto por la exactitud al dibujar el tronco del árbol y el suelo con auxilio de regla. Rebela también un carácter reflexivo.
El tronco como decimos está hecho con dos rectas verticales, gs. bs. 2, y la copa con una línea que enlaza partes de línea sencilla ondulada, g. b.12, con un garabateo parecido al de línea múltiple diagonal, g. b. 8, pero más corto de extensión.
El dibujo muestra dos o tres arrepentimientos, uno que se ve claramente es una copa de iguales características a la definitiva pero más pequeña. Una vez que la debió hacer se debió de cuenta que le parecía pequeña y rectificó. La otra rectificación es casi imperceptible en la reproducción. En el original se ve más claramente. Es exactamente otro árbol con un tronco mayor y una copa más pequeña y desviado a la izquierda del dibujo. No lo debió encontrar proporcionado y sí desplazado del centro del papel. Finalmente se percibe muy débilmente un trazo vertical paralelo al tronco. Nos da la impresión de que al tenerlo trazado le pareció muy ancho el tronco y rectificó también.
Las ramas son una de línea sencilla recta diagonal, g. b. 4 y las otras tres son curvas muy cerradas dando la impresión de que han formado unos rectángulos estrechos que es como debería ser.
El árbol está situado sobre una línea recta horizontal, g. b. 3 de lado a lado del papel, posiblemente una primera línea de tierra. Después ha dibujado otra parecida más abajo y el espacio entre ellas lo ha coloreado de verde, incluso más abajo también. Su profesora nos dice en su análisis que es el mismo verde. Esto es lógico, aparte de que el niño quizá no tuviera otro verde, a su edad no perciben las tonalidades distintas del color de la copa del árbol y del césped.
Por su edad, y lo que vemos, debe estar en la etapa esquemática.
Los colores que utiliza son exclusivamente el mencionado verde, un binario, y el complejo marrón del tronco.  No dibuja ningún primario, o colores vivos que llaman la atención a casi todos los niños, por alegres y agradables a su vista. Este niño tiene un gusto más refinado, por lo menos en este dibujo.   
Por los tonos que utiliza habría que situarle en la etapa de esquema de color.
En cuanto al espacio ya hemos mencionado que hace plano.
Los trazos son normales excepto los del tronco del árbol más intensos.  Rebelan un tono vital normal, con alguna variante.
El árbol parece acercarse a la simetría y casi al equilibrio. Está un poco desplazado hacia la izquierda, zona del pasado, nostálgica de la protección materna, pero solo un poco.

Eva, 7 años
2477.jpg
"Tienen vida"

"Tienen vida" es el título que la niña ha puesto a su trabajo. Es posible que el dibujo del árbol fuera consecuencia o simplemente se realizara después de algún trabajo de Ciencias Naturales", y el profesor les dijera precisamente eso, que las plantas tienen vida. 
La construcción del árbol es clásica, un tronco rectangular, hecho con dos gs. bs. 2, y una copa más  menos circular u ovalda hecha con curvas, gs. bs. 5, unidas. 
Tienen como novedad este dibujo la parte de color marrón que dibuja debajo del árbol a manera del cepellón que se suele dejar junto con las raíces cuando se transplanta un vegetal. Esta parte marrón tiene forma de trapecio invertido, o diag. triangular cortado paralelamente a las bases. La profesora, alumna en prácticas de Magisterio, que analiza el dibujo, opina que la niña ha querido diferenciar la tierra donde se planta el árbol del resto del color verde del prado. Es muy posible. Cuando se cava en el prado aparece tierra de este color.
Oros esquemas son las flores, motivo del plural del titulo. Estas flores tienen forma de huevo frito, el centro es circular, g. b. 20, de color amarillo, y el perímetro que representa a los pétalosm es una línea ondulada, g. b. 12, que se cierra alrededor. El tallo está dibujado igual que el tronco del árbol y las hojas son dos curvas, gs. bs. 5, opuestas por los senos, hacia dentro.
Se encuentra por la edad y lo que vemos en la etapa esquemática
Los colores utlizados son los primarios azul medio y amarillo, el binario verde y el complejo marrón. Podría haber utilizado más colores si hubiera dado color al cielo y hubiera dibujado más esquemas. Con lo que tenemos hay que situarlo en la etapa de esquema de color. 
Ha dibujado plano. El "cepellón", está metido dentro de ese plano. En principio debió dibujar una línea horizontal, g. b. 3, como primera línea de tierra. Sobre ellas ha dibujado las flores. Debajo a coloreado de verde como es lógico en Asturias, donde todo el campo son prados.
El trazado es más bien intenso denotando como siempre decimos un buen tono vital.
El tamaño es más bien grande, lo que indica, como sabemos, una buena autoestima. 
La composición no es simétria ni está equilibrada. La niña debe haber ido dibujando lo que se le ocurría un esquema detrás de otro.

Niña, 7 años
2478.jpg
Dibujo de un árbol "Seres vivos".

Este dibujo es igual al anterior, uno de los dos se hizo primero y el niño o la niña de al lado lo copió. En principio la copia no está mal para aprender. El dibujo y la pintura clásica, desde el Renacimiento, consiste en saber reproducir el natural con la mayor corrección, el arte está en el modo de hacerlo y escoger la composición. Esto, este dibujo, es un problema que hay que resolver. Los grandes maestros han copiado de sus antecesores para aprender la técnica y a partir de ahí poder avanzar. Goya copió de Velázquez, el Menipo y el Esopo, y tanto los originales como las copias se exhiben o se exhibieron en el Museo del Prado.

Nos abstenemos de analizar estre dibujo porque es igual al anterior, tan solo se diferencian en la colocación de las flores, en este caso a la derecha del espectador, y en que este dibujo cuenta con una flor más y que las flores en el anterior tenían todas los pétalos azules y en están hay solo una de este color pero hay tres que los tienen rosados y otra naranja, mezcla de rojo y amarillo, por eso está algo más avanzada en el color.

Irene 2º A. 4/6 años
2480.jpg
Árbol con ramas y raices

Tipo de árbol que da la impresión de tener un carácter ornamental o decorativo. 
Las nubes tienen una forma ovalada hecha con curvas, gs. bs. 5. 
El tronco del árbol está logrado con un solo trazo que se bifurca arriba indicando salidas de ramas penetrando en la copa. Tiene dibujadas tres ramas más que salen de más abajo. Terminan en una forma redondeada hecha también con curvas, gs. bs. 5. 
La copa tiene una forma lanceolada y está construida con las agradecidas curvas gs. bs. 5 de las que tanto partido sacan los niños en sus dibujos. A diferencia de las nubes que presentan estas curvas unidas en la copa del árbol están sueltas cada una y se cruzan con las de sus extremos.
Tiene el árbol dibujadas unas raíces, tres, con ramificaciones. Están hechas con pequeños segmentos de rectas diagonales gs. bs. nºs 4.
El árbol está situado en una línea de tierra hecha con un garabato de línea ondulada, con ondulaciones pequeñas y suaves.
Debajo de esta línea de tierra ha coloreado el espacio con tierra. En unos dibujos anteriores tienen los niños dibujados cepellones de tierra marrón. Explica la profesora de los niños que estos lo han dibujado para indicar que es diferente al verde que dedican a los prados. Eso mismo pasa aquí pero ampliado. Esta niña ha dibujado marrón todo el espacio que hay debajo de la línea de tierra indicando que debajo del césped verde que ha dibujado arriba el terreno de debajo es tierra y exactamente de color marrón.
El césped está dibujado detrás del árbol. Irene ha dibujado dos curvas amplias, gs. bs. 5, con el seno hacia abajo, y debajo hasta la línea de tierra ha coloreado el espacio del color verde del césped. Tres segmentos cortos ligeramente curvos, gs. bs. 5, dan la idea de matas que surgen del plano.
Como en casos anteriores este árbol sería otro ejemplo para el dibujo de temperamento biológico.
El dibujo por los detalles indicados da la impresión de una niña madura, observadora y con estilo artístico. Prueba de ello es que ha diferenciado las ramas de arriba, dentro de la copa, que son bastantes, de las que salen del tronco más abajo. Ha indicado las raíces, los colores distintos del terreno y el color distinto del árbol y del césped.
Por el solo detalle de las ramas de arriba del tronco podría estar en el inicio de la etapa realista, lo cual es muy adelantado para su edad.
Los colores utilizados son binarios, complejos y matices. Otro dato de diferenciación con los demás niños que suelen acudir a los colores primarios, vivos, fuertes, llamativos y alegres. La niña ha utilizado un matiz de azul en las nubes, un verde azulado o azul verdoso mejor, en la copa del árbol, un ocre amarillo para el tronco que es un color complejo, un verde luminoso en el césped, y un marrón "frío" para la tierra bajo el árbol. Parece conocer los colores pues los aplica con criterio. Se encuentra en la etapa de esquema de color con un cierto gusto por lo decorativo, por la finura de color.
El espacio ya está indicado y denota un avanzado concepto del plano, espacio o perspectiva. 
El trazo del contorno del árbol es intenso y el resto normal. Indica un variado tono vital, de lo bueno a lo normal.
La composición es bastante simétrica y bastante equilibrada, excepto las raíces.

Niña, 7 años.
2481.jpg
"Seres vovos".

Se desprende de este dibujo, y alguno más de esta tanda que estamos analizando, una sensación de finura, de sensibilidad en los niños, en este caso niña, que dibujan estos árboles.
La composición del árbol, su trazado, está realizado con delicadeza y los dos tipos de flores que alterna contribuyen a esta sensación de un temperamento artístico. El dibujo parece hecho con gusto, con deseo de hacer algo bonito. 
Tiene la particularidad de que el tronco que está hecho, como otros, con dos líneas verticales, gs. bs. 2. En este caso la línea de la izquierda se prolonga para aprovechar la línea haciendo una rama, la línea del tronco de la derecha se flexibiliza para hacer al mismo tiempo una rama que sale horizontal. Se interrumpe para terminar la rama, bidimensional, en un círculo g. b. 20, después continua el otro lado de la rama y lo prolonga primero horizontalmente y luego, doblando en ángulo recto, hacia arriba verticalmente hasta llegar a la copa. La copa está trazada con una serie de curvas, gs. bs. 5, y dentro de ella a dibujado frutos. Estos frutos penden de un pedúnculo o "rabo" que es un segmento entre recto y curvo, gs. 2 y 5. El fruto es un círculo g. b. 20, círculo imperfecto (en realidad todos los trazados de los niños son imperfectos, tendría que manejar instrumentos técnicos para hacerlos perfectos pero entonces resultaría un dibujo "frío", claro que casi todo el diseño moderno se basa en geometría y tangencias, para dar a lo objetos un matiz aerodinámico, pero esta es otra cuestión).
Las flores dibujadas sobre una línea de tierra, línea horizontal g. b. 3, que va de un lado a otro del papel, son de dos tipos, el clásico de margarita hecho con un círculo en el centro, g. b. 20, y unas curvas alrededor continuas, salvo una, la primera a la izquierda, que cierra las curvas conectando con el centro. Las otras están compuestas por una forma redonda u ovalada, que podría representar el cáliz y encima unos pequeños segmentos rectos o algo curvos, gs. bs. 2 y 5, con unos pequeños circulitos que pueden representar al pistilo y las anteras al final de los filamentos. Es un dato de lo observadora que es la niña y el interés que tiene por dibujar, en este caso dos tipos de flores. 
La hierba es una serie de pequeños segmentos rectos, casi todos gs. bs. 4 dibujados sobre la línea de tierra a la que ha coloreado encima una estrecha franja de color verde para simular un prado.
Por algunos detalles encontramos el dibujo muy posiblemente al comienzo de la etapa realista, lo cual es adelantado para su edad. 
Los colores utilizados por la niña son los primarios rojo y amarillo, el binario verde y el complejo marrón, suficientes para situarla en la etapa de esquema de color. No ha coloreado el cielo, suponemos, porque es algo aburrido y laborioso dibujar tanto espacio del mismo color y teniendo en cuenta no sobrepasar los contornos de los esquemas.
La intensidad del trazado oscila en fuerte y normal, lo que determina este estado de tono vital.
El tamaño del árbol es grande lo que nos indica que se tiene en una buena autoestima.
La composición podría se simétrica si no fuera por la rama que dibuja a la derecha y alguna flor de más que pone en este lado. El árbol está dibujado más hacia la izquierda zona de la añoranza del pasado y la seguridad de la infancia.
 

Vicente, 6/7 años
2482.jpg
Manzano y cáctus

Hay que anotar enseguida una novedad en el dibujo del árbol. Éste es un árbol con nombre: un manzano. Los frutos de este manzano son iguales que muchos de los frutos que dibujan otros niños con mucha frecuencia y es de suponer que muchos pensaran o habrán tenido la intención de dibujar y colorear manzanas, pero solo este niño, Vicente, lo ha escrito, de modo que podríamos decir que es un dibujo con nombre igual que decíamos garabato con nombre.
La otra novedad es que añada otro esquema, pero no uno corriente sino uno que hasta ahora no había aparecido: un cactus. O bien lo ha visto en algún libro o se lo ha mostrado el profesor al motivarlos o lo ha recogido de alguna publicación, TBO o cuento, o bien de alguna película de cine o de TV. Hemos de decir que además lo ha captado bien. Demuestra ser un niño observador, una cualidad muy típica de los artistas plásticos, los pintores, y típica también de los científicos.
La construcción del árbol es clásica y tradicional. El tronco  es un diagrama rectangular con la base inferior sustituida por el borde del papel. Por si no se nota diremos que el original es de muy pequeña dimensión y para archivarlo hemos procedido, como ya se ha dicho, a pegarlo a una hoja de papel A4, tamaño con el que se conservan todos los dibujos que figuran en este museo virtual. La copa es una línea curva, g. b. 5, de forma redondeada, que empieza y termina en los lados del tronco, dejando a éste dentro. 
Los frutos, las manzanas, penden de un pedúnculo o rabillo que es un pequeño segmento recto vertical, g. b. 2, y las manzanas son gs. bs. 20, círculos imperfectos.  
El cactus está hecho con unas sencillas curvas, gs. bs. nº 5, bastante cerradas. Las espinas están representadas por sencillos segmentos rectos gs. bs. 2 y 4. 
Los colores utilizados son el primario rojo y el binario verde, más el complejo marrón, Para lo que ha coloreado no necesita más y hay que situarlo en la etapa de esquema de color. Claro que podría haber dibujado más esquemas para colorear con más tonos o que podría hacer coloreado el cielo, pero esto ya hemos dicho que es muy poco frecuente por no apetecer a los niños dibujar amplias zonas del mismo color, no tiene interés para ellos, y además deben tener mucho cuidado con no pasar por encima de los contornos de los esquemas. 
Del espacio solo se puede decir que ha colocado los esquemas sobre el borde inferior de su pequeña hoja de papel donde los ha dibujado. Es decir tiene un sentido bidimensional, arriba y abajo.
El trazo es intenso señal de un buen tono vital.
El tamaño de los esquemas es pequeño, seguramente debido a la timidez o apocamiento del niño.
No hay composición solo un esquema al lado del otro.

Ana, 6/7 años
2483.jpg
Árbol con nido

Estamos viendo como a pesar de dibujar todos los niños el mismo esquema cada uno lo hace diferente, con alguna peculiaridad. En este caso la niña, Ana, ha dibujado un redondel en el tronco que puede querer significar el nido de un pájaro carpintero o simplemente un nudo de la madera. Un nido de otras características es el que ha dibujado sobre una de las ramas del árbol. 
Está construido el árbol con una línea continua a derecha e izquierda, que apenas se ve, marcando el contorno del tronco y haciendo a la vez la rama correspondiente. Este supone una flexibilización del esquema lo cual sería un dato de que está iniciando la etapa realista. Tanto el tronco como las ramas son formas rectangulares. La copa es una forma mas o menos redonda u ovalada hecha con curvas unidas continuas, gs. bs. 5, sobre el tronco.
El nido con dos pajaritos están dibujados con una línea poco intensa, cuesta verlos incluso en el original. El nido es una forma más o menos ovalada hecha también con una línea continua de curvas. A los pajaritos solamente se les ve la cabeza y el cuello. Todo su contorno, cabeza, pico y cuello, está hecho a la vez, otro motivo para pensar que se encuentra en el umbral de la etapa realista. Los ojos son dos pequeños circulitos, gs. bs. 20. También ha colocado dos globos, uno para cada pajarillo con algo escrito, podría ser "pío", pero no se ve lo suficientemente claro. 
Los colores utilizados son el primario amarillo, el binario verde y el complejo marrón. De no colorear el cielo, ni los pajaritos, o añadir algún esquema más es lo único que podía colorear. Con estos solos datos hay que situarlo en la etapa de esquema de color
El concepto que tiene del espacio o perspectiva se limita a colocar el esquema sobre el borde inferior del papel, línea de tierra implícita.
Las líneas de contorno apenas se perciben, las de los pajaritos son débiles, como hemos indicado, pero las del coloreado son fuertes. Lo que denota un tono vital variado. 
El tamaño del árbol es normal, algo grande,  lo que indica una autoestima normal o algo acusada.
El árbol está desplazado en el lado izquierdo, pero el esquema en sí sería casi simétrico y equilibrado a no ser por el dibujo del nido.

Sandra, 7 años
2484.jpg
Árbol con figs.hs, y animales.

Hay dibujos que nada más verlos sabemos a que género pertenece el dibujante, sin ver el nombre, como éste por ejemplo. Tanto las figuras humanas, madre e hija y los animalitos, el perrito y los pájaros, también madre e hijos, pollitos, son esquemas y manera de dibujarlos típicos de las niñas. Ya hemos comentado como el mito de la igualdad, afortunadamente, no se da en el arte infantil. Esto es enriquecedor, no cabe duda. 
La igualdad es deseable si se trata de la igualdad de oportunidades, igualdad ante la ley, etc., pero en realidad son mitos, utopías que no se lograrán alcanzar, auqnue está bien que se tienda a esa meta. El desarrollo del niño y por tanto del ser humano depende de la herencia genética, el medio en que se desenvuelva y las inquietudes o estímulos que tenga: Estos puede ser negativos o positivos, es decir  no le gusta su situación y trata de cambiarla, naturalmente suele ser a que mejor, y los estímulos positivos es porque se aspira también a algo mejor. 
Los niños que salen con cualidades artísticas, suelen ser observadores, curiosos, les gusta trabajar y producir obras de arte, es decir dibujos, con ello disfrutan. Otros niños sienten curiosidad por la naturaleza, no para representarla, sino para conocer sus secretos, este camino es el de la ciencia. Pero ambas actividades tienen algunas cosas en común. Los matemáticos hablan de la "belleza" de alguna fórmula matemática. Y los dibujantes tienen que manejar estudios de diversa índoles, el color, la luminotecnia, la percepción visual, como es la estructura del color, y conocer la geometría del plano, la axonometría y la cónica, representación del volumen y la perspectiva, que son parte de la matemática.
Pero volviendo al dibujo objeto de nuestro análisis observamos en primer lugar la delicadeza de los dibujos, de las figuras humanas.
Hay flexibilidad en partes de todos los esquemas. Así tanto el perrito como los pájaros tienen el contorno hecho de una vez, cabeza, cuerpo y cola. En el caso del perrito también las patas y las orejas. Tanto el pico, como los ojos o las patas de los pájaros, están realizados con garabatos básicos.
El árbol tiene flexibilizado el tronco. No es como hasta ahora un diagrama rectangular sino que está construido, tanto el contorno del tronco como las ramas con curvas, algunas muy abiertas, otras muy cerradas, para hacer al mismo tiempo el tronco y las ramas.
La copa es una forma más o menos ovalada, hecha con una serie de curvas, gs. bs. 5, que a veces sigue con una línea ondulada, g. b. 12. Empieza y termina a los lados del tronco a la altura en que nacen las ramas que bifurcan al tronco.
Las figuras humanas están hechas a base de garabatos básicos excepto los vestidos que son una forma muy flexibilizada, como las piernas de la madre que están hechas a la vez que los zapatos con tacón. Estos detalles más otros citados de flexibilización nos obligan a situar el dibujo en el comienzo de la etapa del realismo. Avanzada para su edad.
Los colores que ha utilizado son los primarios amarillo y rojo, los binarios verde y violeta, y los complejos ocre y marrón, más el matiz rosa. Tanto el violeta como el rosa son colores apreciados y queridos por las niñas. Emplea gamas frías, templadas y cálidas. Falta solo el primario azul y el binario naranja. Se encuentra en la etapa de esquema de color.
El concepto de espacio, plano o perspectiva está reducido a la bidimensionalidad, es decir arriba y abajo. El árbol está apoyado en el borde inferior del papel original, supuesta línea de tierra implícita, mientas que los otros esquemas, fgs. hs. y perrito, están algo más arriba lo que puede ser un indicio de idea de plano aunque no este dibujado.
El trazo en general es normal indicando este tipo de tono vital.
Las figuras son normales. La dimensión mayor del árbol está bien entendida por hacerle más alto que las figuras humanas, es decir proporcionados.
Si pasamos un eje  vertical, virtual, por el centro del árbol vemos que hay una cierta tendencia a la simetría. Según la ley compositiva de la balanza compensa el platillo de la izquierda añadiendo al menor tamaño de la niña la figura del perrito, con lo cual casi estaría equilibrada, se rompe este equilibrio con el pájaro madre dibujado a la derecha.

Laura, 6/7 años
2485.jpg
Árbol frutal, flores y gato

Nos ha llamado la atención como en este grupo último de dibujos analizados, todos del mismo aula suponemos, encontramos 6 o 7 dibujos que donatan personalidades con sensibilidad. ¿Puede ser casualidad?  o ¿influencia del profesor/a? No podemos saberlo pero dejamos constancia del hecho. 
El dibujo presenta un árbol grande, con un tronco muy ancho. Si analizamos su construcción observamos que el tronco está hecho con un segmento recto, g. b. 2, el lado izquierdo y con una línea continua el otro lado y la rama de esa parte. Tanto la copa como esta rama parecen haber desaparecido al cortar alguien, posiblemente, el papel, pues en otro caso parece muy difícil que la niña termine sus garabatos de esta forma. La rama por ejemplo termina en un círculo g. b. 20, que es uno de los dato señalados. Termina este círculo el final de la rama. El otro contorno de la rama es ung. b. 3, recta horizontal que se dobla en ángulo recto para terminar el tronco por la derecha.
Los frutos son tradicionales, clásicos, sencillos, constan de un pedúnculo, pequeño segmento recto vertical, g. b. 2. Unos círculos gs. bs. 20 para los frutos, posiblemente manzanas. 
Las flores obedecen también a un diseño tradicional, las sostiene un tallo, segmento pequeño recto, perpendicular, g. b. 2,  y consiste en la clásica margarita con un pequeño círculo en el centro y unos pétalos hechos con curvas nº 5, continuas, alrededor del centro. El otro tipo de flor, que ya hemos visto también anteriormente, pero menos veces, tiene un círculo, g. b. 20, del que salen los filamentos terminados en las anteras, pequeños circulitos , gs. bs. 20.
El gato, diseño de una sencillez candorasa, está construido por un diag. circular la cabeza, por pequeños circulitos los ojos y el hocico, por unos gs. bs. 3 y 4, los bigotes, y por dos gs. bs. 4, formando  ángulos las orejas. Las orejas y el rabo son dos de las características con las que los niños definen el tipo de animal.
Los brazos y patas del felino son como las de los humanos. Emplea tanto curvas, gs. bs. 5, para los brazos, en este caso patas, como para los dedos. El rabo a su vez está hecho por una línea curva con los lados alargados hasta tocar el cuerpo del animal. 
Por la construcción de un lado del tronco a la vez que parte de la rama podría estar en el inicio de la etapa realista
Los tonos empleados son el primario amarillo y los binarios verde y naranja, más el complejo marrón. Son pocos colores pero posiblemetne esta sobriedad al aplicar los colores ayuda a la finura y suavidad cromática. El dibujo resulta delicadamente colorido.
Se encuentra en la etapa de esquema de color.
El plano está representado por una línea recta horizontal que va de lado a lado, g. b. 3, en función de una línea de tierra.. Sobre ella se asientan los esquemas mencionados. 
El trazo resulta débil en algunos tramos o fuerte en otros. Denota un tono vital variable.
El árbol es grande incluso el simpático gatazo también. Significa una buena autoestima de la niña. 
Aparece un dibujo medio borrado de un gato de mayor tamaño. Un clásico arrepentimiento.
No hay composición, pues da la sensación de que ha ido colocando las figruas según se le ocurría.